Desde el pasado miércoles y hasta mañana sábado 9 de julio, el conocido chef Pablo Massey, uno de los máximos referentes de la cocina argentina, está representando a este país en el evento Argentina Gourmet, que se está celebrando en el hotel Majestic de Barcelona con el apoyo de la Secretaria de Turismo y el […]

Desde el pasado miércoles y hasta mañana sábado 9 de julio, el conocido chef Pablo Massey, uno de los máximos referentes de la cocina argentina, está representando a este país en el evento Argentina Gourmet, que se está celebrando en el hotel Majestic de Barcelona con el apoyo de la Secretaria de Turismo y el consultado argentinos.

Si la comida, a través de los productos, los sabores y las texturas, son la mejor forma de representar a un país, en este caso Massey no ha tenido la menor duda, eligiendo la carne como embajadora de Argentina. “Una persona que no sepa mucho de Argentina y viaje a nuestro país, seguro que se va quedar con el recuerdo de haber comido un buen asado o un buen bife”, comentaba el chef recientemente en una entrevista concedida a Telam, la agencia nacional de noticias de la República Argentina.

“En España son las tapas, en Argentina la carne”

”Así como España tiene las tapas, en Argentina tenemos las distintas variedades de carne a la parrilla”, puntualizaba Massey, quien asegura que en la demostración en Barcelona no se propone vender nada exótico, sino “más bien todo lo contrario, con una buena carne y un buen vino es suficiente”. De hecho, para el menú degustación ha elegido tres carnes: entraña, ojo de bife y lomo.

”La gente podrá saborear carnes con gustos y texturas bien diferentes” explica Pablo Massey. “La entraña, una carne muy fina, un músculo largo y con una veta horizontal, que tiene una grasa muy por arriba y cuando uno la cocina se sirve más bien a punto. El ojo de bife, que tiene mucho gusto, la grasa se mezcla bien con la carne y es veteada; y el solomillo es infaltable, suave y que se vende solo”.

El menú irá acompañado de otros productos típicos argentinos, algunos muy conocidos en España como los panqueques, elaborados a base de dulce de leche y otros con menos difusión, como es el caso de los zapallos, -una preparación de calabaza propia del noreste argentino.

Vuelta a la cocina tras un paréntesis

Pablo Massey comenzó su carrera como cocinero muy joven, de la mano del chef  Francis Mallmann, en Buenos Aires. Pasado un tiempo quiso descubrir nuevas tendencias y sabores, viajando por Canadá, New Cork, Barcelona  y Singapur  al mismo tiempo que gestionaba sus propios establecimientos en Buenos Aires, además de dirigir un programa televisivo y dedicarse a la docencia.

Estas dos últimas ocupaciones le llevaron a realizar un paréntesis en su carrera como cocinero, que recientemente ha roto para volver a ponerse al frente de su propio restaurante en Buenos Aires, «Uruguay», en el que mezcla la inspiración italiana con la mejor carne argentina y los aromas thai.