Hace apenas tres meses, el madrileño restaurante Sandó comenzó a operar bajo la supervisión y recomendaciones gastronómicas del excepcional equipo de Juan Mari y Elena Arzak, con el objetivo de acercar a Madrid el estilo de alta cocina de su icónico establecimiento en San Sebastián a un precio mucho más asequible y pasando a denominarse […]

Hace apenas tres meses, el madrileño restaurante Sandó comenzó a operar bajo la supervisión y recomendaciones gastronómicas del excepcional equipo de Juan Mari y Elena Arzak, con el objetivo de acercar a Madrid el estilo de alta cocina de su icónico establecimiento en San Sebastián a un precio mucho más asequible y pasando a denominarse ‘Sandó by Arzak Instructions’.

Ahora, a las atractivas propuestas gastronómicas del cocinero guipuzcoano se añade una oferta especialmente diseñada para los inminentes meses de verano: a la comida o cena en el restaurante, se suma una copa o cóctel en las Cuevas de Sandó, un histórico espacio recuperado y una noche en el cercano Hotel Mercure Madrid Santo Domingo, un establecimiento que cuenta con el mayor jardín vertical del mundo, reconocido con su correspondiente récord Guinness.

cenar-byArzak1Junto a la Gran Vía madrileña

Este pulmón vegetal en pleno centro de la capital, a escasos metros de la Gran Vïa madrileña, tiene una superficie de 844 m² con una altura de 25 metros y alberga más de 200 especies vegetales entre flores, plantas y arbustos, formando un microclima capaz de rebajar la temperatura ambiente entre 6 y 8º C, además de generar el equivalente al oxígeno que consumen unas 200 personas al día.

Un espacio natural al que dan directamente 70 privilegiadas habitaciones del hotel, que además cuentan con diferentes decoraciones, algunas de ellas temáticas como un acuario, una cabaña tropical o un cielo estrellado y otras inspiradas en personajes como Dalí o Don Quijote.

{jathumbnail off}