El conocido e histórico restaurante Jockey, de Madrid, reabrirá sus puertas el próximo mes de mayo bajo una nueva línea gastronómica, después de afrontar una importante reforma en sus instalaciones y un significativo cambio en la estructura de propiedad del negocio. Jockey, una institución tradicional madrileña de primer orden, abrió sus puertas por primera vez […]

El conocido e histórico restaurante Jockey, de Madrid, reabrirá sus puertas el próximo mes de mayo bajo una nueva línea gastronómica, después de afrontar una importante reforma en sus instalaciones y un significativo cambio en la estructura de propiedad del negocio.

Jockey, una institución tradicional madrileña de primer orden, abrió sus puertas por primera vez en 1945 de la mano de Clodoaldo Cortés, un gran profesional de la restauración que provenía de establecimientos tan prestigiosos como el Hotel Ritz o el Alfonso XIII de Sevilla.

Desde entonces y especialmente a partir de finales de la década de los 60, Jockey ha sido un símbolo representativo del mito del lujo y del buen comer, con la presencia permanente en sus mesas de las clases sociales y políticas más destacadas de nuestro país y de fuera de España.

Cambios en la estructura culinaria y financiera

En 2010, la familia Cortés, propietaria de Jockey abrió la posibilidad de entrada de socios en su estructura de accionariado, suscribiendo una ampliación de capital en diciembre. Fue el propio Luis Eduardo Cortés, presidente ejecutivo de Ifema e hijo del fundador Clodoaldo Cortés, quien llegó a un acuerdo efectivo con un grupo de empresarios madrileños, clientes habituales del restaurante, para asumir un plan de relanzamiento que se verá la luz el próximo 4 de mayo.

El diseño de la reforma es responsabilidad del estudio del interiorista especializado en restauración Ignacio García de Vinuesa y está basado en la idea de actualizar el estilo de club inglés que siempre ha caracterizado a este establecimiento,  manteniendo los rasgos históricos distintivos del local.