Ayer martes tuvo lugar en la sede de la Secretaría General de Pesca la inauguración de la jornada “El Ecoetiquetado en los productos pesqueros”, con el objetivo de informar al sector sobre el actual marco legislativo del ecoetiquetado, cuáles son los principales esquemas que sobre este particular existen en el mercado y, al mismo tiempo, […]

Ayer martes tuvo lugar en la sede de la Secretaría General de Pesca la inauguración de la jornada “El Ecoetiquetado en los productos pesqueros”, con el objetivo de informar al sector sobre el actual marco legislativo del ecoetiquetado, cuáles son los principales esquemas que sobre este particular existen en el mercado y, al mismo tiempo, escuchar las experiencias de empresas pesqueras que ya han apostado por esta diferenciación en sus productos.

Durante la inauguración, el director general de Ordenación Pesquera, Andrés Hermida, subrayó la importancia de la información medioambiental en el etiquetado de los productos, “con el objetivo de reducir el impacto negativo de la producción y el consumo sobre el medio ambiente, la salud, el clima y los recursos naturales”.

Criterios fáciles de entender y utilizar

Con este propósito, el director general señalaba que procede exigir unos criterios que deben cumplir los productos para llevar la etiqueta ecológica: “Estos criterios deben ser fáciles de entender y utilizar, y deben basarse en pruebas científicas, orientar el mercado y limitarse a los impactos más importantes de los productos sobre el medio ambiente durante la totalidad de su ciclo de vida, de forma que proporcione una información al consumidor transparente, objetiva y verificable”.

Andrés Hermida explicó también que en el proceso de reforma de la Organización Común de Mercados de los productos de la pesca, la Comisión Europea propone que una parte de la información que se ofrece al consumidor sea obligatoria y otra voluntaria, donde sería posible incluir los esquemas de ecoetiquetado.

Garantizar la credibilidad de las certificaciones en productos agotables

En este sentido, aseguró que “la Secretaría General de Pesca considera necesario establecer unos criterios mínimos para garantizar la credibilidad de las certificaciones en productos cuya principal característica es su agotabilidad si no son gestionados adecuadamente, por lo que es importante que en la reforma de la OCM se incluyan requisitos mínimos para el ecoetiquetado de los productos pesqueros, acordes con las directrices de la FAO”.

Hermida añadió que la Política Pesquera Común ya defiende la sostenibilidad de los recursos pesqueros, pero «creemos que es necesario que los esquemas existentes sean coherentes con dicha sostenibilidad y tengan un marco regulatorio que así lo asegure”.

La jornada de ayer, en la que intervinieron representantes de la FAO, de la Comisión Europea, Friends of the Sea y Marine Stewardship Council, así como representantes de todos los eslabones de la cadena de valor de los productos pesqueros, se enmarca dentro del Plan de Acción de la Calidad de los productos pesqueros promovido por la Secretaría General de Pesca y desarrollada por ANFACO.

Este Plan de Acción tiene como objetivo ayudar a todo el sector pesquero y acuícola español a implementar las medidas necesarias para la mejora integral de la calidad en toda la cadena de producción, transformación y comercialización de los productos pesqueros y de la acuicultura.

{jathumbnail off}