Considerado por las generaciones más jóvenes como la bebida de las abuelas y de las tías mayores, el Jerez vuelve a estar moda en Inglaterra, gracias a la serie televisiva Downton Abbey. Durante muchos años, el Jerez ha sido considerado en este país como un coto privado de los pensionistas, una especie de aperitivo navideño […]

Considerado por las generaciones más jóvenes como la bebida de las abuelas y de las tías mayores, el Jerez vuelve a estar moda en Inglaterra, gracias a la serie televisiva Downton Abbey.

Durante muchos años, el Jerez ha sido considerado en este país como un coto privado de los pensionistas, una especie de aperitivo navideño para las generaciones de más edad, o mejor dicho, un ingrediente clave para añadirle algo de sabor a las salsas.

Ahora, sin embargo, según informa el diario local Daily Mail en su versión MailOnLine, gracias a su presencia en la serie Downton Abbey, que en el Reino Unido emite la cadena ITV, el jerez se ha liberado de su imagen gris y anticuada para convertirse en la bebida preferida de muchos jóvenes y mayores para tomar antes de la cena.

Marks and Spencer ha aumentado sus ventas en un 15%

Por poner un ejemplo, la popular cadena de grandes almacenes Marks and Spencer ha informado de un aumento del 15% en las ventas de este producto durante los últimos tres meses, un incremento que los expertos en jerez atribuyen por completo al llamado “efecto Downton”.

En el drama televisivo, los miembros de la familia beben con frecuencia una copita fría de este vino cuando se encuentran sentados alrededor de la mesa, disponiéndose a tomar su primer plato de sopa, un hábito que ahora los consumidores ingleses están copiando al pié de la letra.

Restaurantes y pubs también ayudan

Por su parte, los restaurantes y pubs de toda Inglaterra también están poniendo todo el interés de su parte para promover este vino, con un número cada vez mayor de establecimientos que lo están introduciendo como una posibilidad de añadir a sus cuentas una copita extra antes de los menús.

Gordon Ramsay, el mediático cocinero, ha sido desde hace años un firme defensor de esta bebida a la que considera muy estimulante para el apetito y el ánimo e incluso la recomienda como una alternativa al vino tanto en casa como en las salidas a restaurantes.