Uno de los principales elaboradores de sidra natural en Asturias acaba de estrenar en Madrid un innovador sistema de escanciado electrónico que permite individualizar el escanciado de sidra en cada una de las mesas del restaurante, de manera que sea el propio cliente quien marque el ritmo de consumo. Según la Bodega Grupo Trabanco, promotora […]

Uno de los principales elaboradores de sidra natural en Asturias acaba de estrenar en Madrid un innovador sistema de escanciado electrónico que permite individualizar el escanciado de sidra en cada una de las mesas del restaurante, de manera que sea el propio cliente quien marque el ritmo de consumo.

Según la Bodega Grupo Trabanco, promotora de este nuevo sistema, la principal ventaja del escanciado electrónico es su capacidad para mantener y servir la sidra en condiciones óptimas, ya que dispone de un sistema de control de la presión y de la temperatura que garantiza un servicio adecuado al consumidor.

De este modo es el propio cliente quien decide cuándo y a qué ritmo echa los ‘culinos’ de sidra. Una buena opción para escanciar bien la sidra en establecimientos que no disponen de echadores profesionales pero que no quieran renunciar a un producto de calidad y a un escanciado óptimo.

{jathumbnail off}