Con Per Se, un restaurante situado en pleno centro de Manhattan, el chef Thomas Keller ha logrado con gran éxito una especie de versión urbana del famoso The French Laundry, su primer establecimiento situado en Yountville, en el también estadounidense Valle de Napa, con el que en 2004 logró situarse en el primer puesto en […]

Con Per Se, un restaurante situado en pleno centro de Manhattan, el chef Thomas Keller ha logrado con gran éxito una especie de versión urbana del famoso The French Laundry, su primer establecimiento situado en Yountville, en el también estadounidense Valle de Napa, con el que en 2004 logró situarse en el primer puesto en la lista S. Pellegrino “50 Best Restaurants”, organizada por la prestigiosa  revista británica Restaurant.

Una conexión entre locales que se detecta desde un primer momento a través de símbolos tan característicos como el color azul de la puerta, la chimenea, el jardín y los materiales naturales que componen su decoración: madera, mármol y un suelo a base de azulejo rústico de tonos cobrizos.

Porque aunque Per Se tiene sin duda su propio estilo, no olvida de donde procede. Hasta el punto de que en pocos años ha superado a su progenitor en la lista de los mejores restaurantes del mundo, situándose en el décimo lugar según la última edición de 2011 dada a conocer recientemente.

Un paso adelante

Fue en febrero de 2004 cuando Thomas Keller dio un paso adelante y decidió inaugurar este establecimiento situado en el cuarto piso del complejo Time Warner Center, en pleno Columbus Circle de Manhattan. Con unas impresionantes vistas al propio Columbus Circle y al Central Park, el comedor es una rara mezcla de espacios abiertos que sin embargo permiten la  intimidad  dentro de un estilo lujoso pero discreto.

El espacio al público se compone de un comedor principal que permite el servicio a 64 comensales y otro privado con capacidad para hasta 10 personas, además de un salón bar y bodega, todo decorado en una atractiva gama de colores neutros cálidos y elementos naturales.

En cuanto a la carta, Per Se declara como filosofía la de “redefinir y refinar” la propuesta culinaria de su progenitor, The French Laundry. En las cenas -el mejor momento sin duda para disfrutar de este exquisito local- se ofrecen dos menús diferentes a un precio fijo de 210 euros, ambos compuestos por nueve platos: el Menú Degustación del Chef o el de Degustación de Vegetales de Temporada.  A mediodía la oferta reduce el número de platos a cinco y el precio a unos 135 euros.

Unos menús que suelen incluir su famoso Oysters & Pearls (Ostras y Perlas), que Keller ya hiciera famoso en The French Laundry, un original plato a base de ostras de Creek Island, perlas de tapioca y caviar Osetra del Mar Caspio, además de otras degustaciones interesantes como el bogavante escalfado con mantequilla con un toque de azafrán y vainilla, o el milhojas de patata con salsa bordelesa.

Per Se
10 Columbus Circle (at 60th Street), 4ª planta
New York, NY 10019, USA
+1 212 823 9335
www.perseny.com

Per-Se-exterior