Como en años anteriores, la Secretaría General del Mar sigue prestando su apoyo a la campaña de la flota bonitera, desplegando los medios operativos necesarios para la protección de esta flota. En este sentido, mañana se pone en marcha la segunda fase prevista, con la incorporación del patrullero ‘Chilreu’, que hasta finales de agosto estará […]

Como en años anteriores, la Secretaría General del Mar sigue prestando su apoyo a la campaña de la flota bonitera, desplegando los medios operativos necesarios para la protección de esta flota.

En este sentido, mañana se pone en marcha la segunda fase prevista, con la incorporación del patrullero ‘Chilreu’, que hasta finales de agosto estará dedicado a las labores de protección, apoyo y control de la flota costera del bonito.

Este periodo coincide con el de máxima actividad de la flota que se dirige a la captura de esta especie. El patrullero “Chilreu”, operado por la Armada, a través de un acuerdo de colaboración, contará en todo momento con la presencia de un inspector de pesca a bordo.

Además de las labores propias de protección, apoyo y control de la flota, este buque llevará a cabo la coordinación operativa diaria entre todas las unidades presentes en la zona e informará de sus datos de posición.

También comunicará la evolución de la campaña de la flota y las posibles incidencias destacables que puedan surgir, según se acordó en la reunión anual de coordinación y seguimiento promovida por el MARM con las diferentes administraciones e instituciones implicadas en la campaña, celebrada el pasado 5 de junio.

Otros medios de apoyo

Junto con el patrullero “Chilreu” de la SGM, el Ministerio e Trabajo e Inmigración participa en esta campaña, como en años anteriores, con el buque hospital del Instituto Social de la Marina “Juan de la Cosa” presente durante toda la costera para prestar asistencia médica a la flota. Del mismo modo, el buque “Sebastián Do Campo”, fletado por la Xunta de Galicia, colaborará en la campaña durante el mes de agosto.

Las labores de apoyo a la flota serán complementadas, en caso necesario, con los medios aéreos de que disponen la Administración General del Estado y Salvamento Marítimo, con base en los aeropuertos del Cantábrico.