Un pan sorprendente por su textura, por su aroma y por su sabor, que conjuga vanguardia y artesanía. Está elaborado a mano, con masa madre, harinas de altísima calidad y una larga fermentación, pero en su elaboración incorpora una novedad: es un pan con un 90% de hidratación al que durante la fermentación se le […]

Un pan sorprendente por su textura, por su aroma y por su sabor, que conjuga vanguardia y artesanía. Está elaborado a mano, con masa madre, harinas de altísima calidad y una larga fermentación, pero en su elaboración incorpora una novedad: es un pan con un 90% de hidratación al que durante la fermentación se le realiza un proceso de ahumado con hojas de romero.

Fabricado por la empresa familiar Pa Solà, el resultado es un pan con una textura equilibrada, una miga esponjosa y una fina corteza que incorpora un divertido y original toque al rematarla con una delicada capa de polvo de kikos que recubre cada pan, respetando su textura pero añadiéndole una chispa de sabor y un toque crujiente.

Por su sabor, este nuevo pan armoniza perfectamente con cualquier tipo de cocina, tanto mediterránea como de fusión, aunque, evidentemente sus mejores acompañantes se encuentran entre la amplia variedad de productos ahumados existente en el mercado.

La original receta de pan resultó clave para que el chef Claudio Aguirre ganara el certamen El Bocadillo del Año 2011, en el que presentó a concurso una barrita crujiente de pan ahumado con anguila, algas japonesas, mayonesa de soja y caviar de salmón.

{jathumbnail off}