Se llama Pepper, mide 1,20 metros, pesa 29 kilos, y es capaz de interactuar cuando las personas se le acercan, responder a preguntas directas, bailar con los pasajeros, involucrarles en juegos o proponerles posar para tener un selfie como recuerdo, además de ofrecer información sobre el barco y sus servicios: bares, restaurantes, excursiones, programas de actividades, spa, tiendas…

Cinco robots Pepper —el primer robot del mundo capaz de reconocer las emociones humanas fundamentales e interactuar proactivamente con su entorno cercano— comenzarán a funcionar en todos los cruceros de siete días por el Mediterráneo Occidental del Costa Diadema, buque insignia de Costa Cruceros, y su cometido será entretener a los pasajeros y mejorar la experiencia de estancia a bordo, según informa la publicación Caribbean & Americas News Digital (CND) del Grupo Excelencias.

La iniciativa, un robot que interactúa con los pasajeros de un crucero, pionera en el sector, se produce tras la firma, el pasado año, de un acuerdo entre la compañía de cruceros italiana Costa Cruceros y SoftBank Robotics (anteriormente Aldebaran), parte de SoftBank Group.

Lanzado en 2014 en Tokio, el robot Pepper, que mide 1,20 metros y pesa 29 kilos, está equipado con funciones y una interfaz de alto nivel que le permiten comunicarse con quienes se encuentran a su alrededor, utilizando los últimos avances en reconocimiento facial y de voz en tres idiomas: inglés, francés e italiano, de modo que es capaz de interactuar con los pasajeros del crucero atrayendo su atención, respondiendo a preguntas directas que se le dirijan y, sobre todo, procurando entretenerles —su principal función—, para lo cual es capaz de bailar con los huéspedes, involucrarlos en juegos o proponerles posar para tener un selfie como recuerdo.

El prescriptor ideal

Más allá de lograr que los pasajeros sonrían, estos robots ofrecen información útil sobre el barco y los servicios ofrecidos como bares y restaurantes, excursiones, programas de actividades, spa o las tiendas. Pepper puede también proporcionar indicaciones sobre los destinos incluidos en el itinerario. Finalmente, este robot humanoide es capaz de preguntar a los pasajeros su opinión sobre la experiencia en el crucero y acerca los servicios más importantes a bordo.

“Nuestro objetivo es sorprender a aquellos que eligen pasar sus vacaciones con nosotros y superar sus expectativas ofreciendo algo inolvidable. Estoy convencido de que interactuar con Pepper será una gran experiencia para todos nuestros huéspedes”, ha declarado a CND Neil Palomba, presidente de Costa Cruceros.

Por su parte, el presidente de SoftBank Robotics Corp., Fumihide Tomizawa, comenta: “Estamos contentos de que el Grupo Costa haya sido el primero en darle la bienvenida a bordo a Pepper para ofrecer así una experiencia única y divertida. Esperamos que los viajeros disfruten aún más de su viaje y que Pepper cumpla con éxito su misión de entretenerles”.

Resumen
Título
Un robot que interactúa con los pasajeros de un crucero
Descripción
Se llama Pepper, mide 1,20 metros, pesa 29 kilos, y es capaz de interactuar cuando las personas se le acercan, responder a preguntas directas, bailar con los pasajeros, involucrarles en juegos...
Autor