Los responsables de las líneas de envasado en el sector de la alimentación expresan sus inquietudes y múltiples dudas sobre la existencia y disponibilidad de materiales alternativos a los actuales que puedan cumplir con el requisito de la seguridad alimentaria y de la sostenibilidad que demanda la legislación y el mercado.

Y es que, según aseguran estos profesionales, las nuevas regulaciones europeas, la búsqueda por usar materiales cada vez más sostenibles y la carencia de materias primas recicladas que vive el sector del packaging están ejerciendo una fuerte presión en las compañías.

Este ha sido el tema principal a debate en la nueva edición del Diálogo Intracluster, organizado recientemente en Valencia por el Cluster de Innovación en Envase y Embalaje con el propósito de este encuentro analizar en profundidad la situación y disponibilidad de los materiales de envase de uso alimentario y las diferentes alternativas posibles, una problemática que afecta al sector, pues las compañías se encuentran frente a la necesidad de cumplir con las exigencias y las normativas europeas, a pesar de que la rapidez con la que la legislación avanza es vertiginosa en comparación con la implementación de soluciones.

Materias primas y nueva normativa de envases

Para conocer la opinión de los expertos participó en este encuentro José Ángel Garde, project manager del instituto tecnológico AINIA, quien constató que efectivamente, debido a las características del mercado, en la actualidad es difícil encontrar alternativas que puedan sustituir a los envases tradicionales en su totalidad.

Una de las principales tendencias en los envases es el uso del papel y cartón como principal material, alternativa que está irrumpiendo con mucha fuerza por su connotación sostenible, pero donde debe primar la seguridad del material para entrar en contacto con los alimentos. Aunque las grandes empresas están dedicando esfuerzos para eliminar o reducir el plástico en sus envases, la transformación no es sencilla, ya que no solo implica cumplir con certificaciones alimentarias sino también abordar desafíos operativos y de inversión para garantizar que las máquinas sean igualmente productivas con nuevos materiales. Otra de las tendencias al alza es el uso de materiales reciclados en la industria del envase también, pero que todavía preocupa al sector, ya que este tipo de materiales se enfrentan a regulaciones muy exigentes en aras de salvaguardar la seguridad alimentaria.

Ante este panorama, se evidencia un esfuerzo en el desarrollo de materiales biobasados, una alternativa que en la actualidad cuenta con algunas restricciones para la seguridad de los alimentos. En concreto, esta solución se enfrenta a desafíos en términos de barreras o resistencias mecánicas.

Por último, se habló también sobre el uso de tintas en envases alimentarios, un área que no está exenta de las demandas sostenibles del mercado, y en la que la inquietud de las compañías reside en la realización de ensayos de migración y un análisis de alto coste, pero de obligatorio cumplimiento por la ley. Sobre este último tema de los ensayos de migración hubo un consenso general en cuanto a que no se realizan todos los que se deberían debido, entre otras cuestiones, a la dificultad para examinar todas las sustancias.

Resumen
Alarma ante la escasez de materias primas que se ajusten a la nueva normativa de envases
Título
Alarma ante la escasez de materias primas que se ajusten a la nueva normativa de envases
Descripción
Los responsables del envasado en el sector de la alimentación expresan sus inquietudes y múltiples dudas sobre la existencia y disponibilidad de materiales alternativos a los actuales que puedan cumplir con el requisito de la seguridad alimentaria y de la sostenibilidad que demanda la legislación y el mercado.
Autor