Hace cuatro años, la Organización de Naciones Unidas (ONU) designó el 20 de mayo como el Día Mundial de las Abejas, entre otros motivos porque estos pequeños insectos, además de ser los productores de la miel, un endulzante 100 % natural ideal para sustituir el azúcar, son fundamentales en el cultivo de tres de cada cuatro alimentos en Europa.

Una jornada que tendrá lugar este próximo jueves y cuyo objetivo es destacar la vital contribución que estos insectos polinizadores desempeñan al servicio del ecosistema, la diversidad biológica, genética y de las especies. En cuanto a la miel, uno de los manjares más exquisitos que nos regalan las abejas, a pesar de ellos su consumo en España lleva años estancado.

Un toque de miel en el Día Mundial de las Abejas

Por ello, desde el sector de la miel, y aprovechando la celebración del Día Mundial de las Abejas, han querido recordar algunos de los motivos para endulzar con miel de Europa este día tan especial y por qué sería difícil imaginar un futuro sin estos pequeños insectos:

Tres de cada cuatro alimentos dependen de las abejas. Según el Parlamento Europeo, las abejas son esenciales para la agricultura, la producción agrícola, la biodiversidad y la sostenibilidad medioambiental. Y es que, a pesar de sus diminutas dimensiones, las abejas realizan una función gigante: en España, las abejas melíferas son los principales insectos encargados de la polinización, un proceso del que depende la producción de tres de cada cuatro alimentos que se cultivan en Europa y el 84 % de las especies vegetales.

Alimento 100 % natural. El Codex Alimentarius —manual de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización para las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) para proteger a los consumidores— describe la miel como “la sustancia dulce natural producida por abejas Apis mellífera a partir del néctar de las plantas”. En este sentido, el modelo europeo de producción de la miel aplica los controles de trazabilidad y seguridad alimentaria más sofisticados para garantizar un producto de la máxima pureza y 100 % natural.

Sustitutivo del azúcar. Dentro de una dieta sana, variada y equilibrada, “la miel es un endulzante natural que puede sustituir perfectamente al azúcar. Al ser un producto mínimamente procesado, conserva todas sus propiedades, presentes de forma natural. Contiene hidratos de carbono de buena calidad y es fuente de vitamina B6, que contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario, ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga, a regular la actividad hormonal, y contribuye a la formación normal de glóbulos rojos”, explica la dietista-nutricionista Paloma Quintana.

Triplemente sostenible. Además del papel que las abejas juegan en el ecosistema, no menos relevante es su función social y económica en la España vaciada: con tres millones de colmenas ubicadas en el medio rural, el sector de la miel genera más de sesenta mil puestos de trabajo, con un alto índice de incorporación de jóvenes —47,2 años de media de los titulares de las explotaciones—, según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Buena y versátil. Por el sabor, calidad y gran cantidad de variedades de que disponemos en España, la miel es un ingrediente que perfecciona cualquier plato. Un alimento que los grandes cocineros incorporan a postres, ensaladas, guisos, verduras, carnes y pescados: “La miel enriquece los aromas de los alimentos y otorga un toque especial”, explica el chef Roberto Martínez.

Resumen
Día Mundial de las Abejas, de las que dependen tres de cada cuatro alimentos
Título
Día Mundial de las Abejas, de las que dependen tres de cada cuatro alimentos
Descripción
Hace cuatro años la Organización de Naciones Unidas (ONU) designó el 20 de mayo como el Día Mundial de las Abejas, entre otros motivos porque estos pequeños insectos, además de ser los productores de la miel, son fundamentales en el cultivo de tres de cada cuatro alimentos en Europa.
Autor