La Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) ha destacado los esfuerzos de los elaboradores de alimentos para evolucionar hacia modelos más sostenibles y el trabajo que llevan a cabo desde hace años alineados con los ODS para garantizar la sostenibilidad económica, social y medioambiental del sector.

Así lo ha trasladado a lo largo de su participación en el foro organizado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) que forma parte de los Diálogos Nacionales previos a la Cumbre sobre Sistemas Alimentarios Sostenibles que se celebrará este otoño a instancias de Naciones Unidas. Un encuentro en el que la directora de Competitividad y Sostenibilidad de FIAB, Paloma Sánchez Pello, presentó un documento que recogía la contribución de la industria de alimentación y bebidas española a los sistemas alimentarios sostenibles y saludables, y que será trasladado también a la Administración y a la confederación de la industria alimentaria en la Unión Europea (FoodDrinkEurope), con el objetivo de transmitir la opinión y experiencias de los elaboradores de alimentos y bebidas en la Cumbre de la ONU.

Por una industria alimentaria sostenible y saludable

En este informe, FIAB destaca los esfuerzos de los elaboradores de alimentos para evolucionar hacia modelos más sostenibles y el trabajo que llevan a cabo desde hace años alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas para garantizar la sostenibilidad económica, social y medioambiental del sector, y señala que, desde el punto de vista económico, la industria de alimentación y bebidas trabaja con el objetivo de tener un crecimiento sostenido en el tiempo que permita abastecer las necesidades de una población cada vez más creciente y demandante de alimentos y bebidas seguros y más saludables, mientras que desde el punto de vista social el sector mejora cada día su modelo inclusivo y social, con especial impacto en materia de afiliación a la Seguridad Social, empleo juvenil, femenino y de fijación de la población en el medio rural.

En el terreno medioambiental, el documento recoge que la industria de alimentación y bebidas contribuye a la descarbonización paulatina del sector a través de medidas de reducción de emisiones, eficiencia energética y un mayor uso de energía procedente de fuentes renovables, además de trabajar en la eficiencia en el consumo de recursos como agua, materias primas o energía aplicando continuas mejoras técnicas en sus procesos productivos e impulsar una correcta gestión de los residuos mejorando la circularidad de los envases a través del ecodiseño y promoviendo la incorporación de material reciclado o de origen biológico, entre otras actuaciones.

Contra el desperdicio alimentario

La federación recuerda también que en los últimos años la industria española de alimentación y bebidas también ha puesto en marcha, entre otras medidas, varias iniciativas relacionadas con la lucha contra el desperdicio de alimentos, como la mejora en la planificación de la cadena de suministro, el aprovechamiento de subproductos, la evaluación y asesoramiento a proveedores de materias primas, así como planes de responsabilidad social corporativa, entre las que se puede destacar el incremento de las donaciones de alimentos.

Finalmente el documento destaca que la industria mantiene el acervo cultural y gastronómico de la dieta mediterránea y gracias a su constante inversión en innovación mejora las técnicas de procesado y la composición de sus productos, para desarrollar alimentos cada vez más adaptados a los gustos de cada tipo de consumidor.

Resumen
La industria alimentaria presume de modelos sostenibles y saludables
Título
La industria alimentaria presume de modelos sostenibles y saludables
Descripción
FIAB ha destacado los esfuerzos de los elaboradores de alimentos para evolucionar hacia modelos más sostenibles y el trabajo que llevan a cabo desde hace años alineados con los ODS para garantizar la sostenibilidad económica, social y medioambiental del sector.
Autor