La Asociación de Asadores de Lechazo de Castilla y León lleva ya unos años trabajando para que el lechazo asado elaborado al estilo tradicional —cordero lechal asado en horno tradicional de ladrillo y adobe, alimentado con fuego de leña de encina— sea declarado Bien de Interés Cultural Inmaterial.

Desde esta entidad consideran que “el lechazo asado al estilo tradicional es una manifestación cultural de carácter gastronómico y, como tal, cumple los parámetros que recoge el Informe de Iniciativa del Parlamento Europeo sobre el Patrimonio Gastronómico Europeo, según el cual la gastronomía es una forma de expresión artística y cultural en la que confluyen un conjunto de conocimientos, experiencias, artes y artesanías que permiten comer saludable y placenteramente y que se ha convertido, además de en una parte fundamental de nuestra identidad y del patrimonio cultural europeo, en un elemento esencial de la promoción turística y en una fuente de riqueza cultural”.

El lechazo asado al estilo tradicional

Por ello, ayer miércoles, 9 de noviembre, la Asociación de Asadores de Lechazo de Castilla y León ha solicitado formalmente a la Dirección General de Patrimonio de la Junta de Castilla y León la incoación de un expediente administrativo para la declaración del lechazo asado elaborado al estilo tradicional como Bien de Interés Cultural Inmaterial, lo que permitiría considerar este plato, elaborado en horno de leña, como más representativo de la cocina tradicional de la comunidad autónoma.

La solicitud se basa en los valores históricos, culturales y etnográficos de esta manifestación gastronómica y los elementos asociados que la caracterizan, así como la necesidad de su salvaguarda ante la aparición de otras formas y elementos participantes en su elaboración que lo desvirtúan, respecto al conjunto de elementos tradicionales que la definen.

En este sentido, el lechazo asado en horno de leña se ha convertido en uno de los platos más relevantes y representativos de la gastronomía de Castilla y León, donde la tradición de preparar y degustar el lechazo se mantiene como una de las principales señas de identidad de la Comunidad y ha pasado a ocupar un puesto privilegiado en la cocina española y, como consecuencia, en la gastronomía mundial. Además, incluye una serie de técnicas tradicionales productivas, pastoriles y artesanales que forman parte del entramado sociocultural de la región. Es parte integral, por tanto, del patrimonio etnológico de Castilla y León por la vinculación al territorio de su expresión simbólica, su especificidad, su continuidad y la implicación de sus participantes.

Esta petición a la Junta resulta de especial relevancia ya que, de concederse, se trataría del segundo plato gastronómico en España en contar con este reconocimiento, después de la Paella Valenciana.

Resumen
El lechazo asado de Castilla y León solicita ser declarado Bien de Interés Cultural Inmaterial
Título
El lechazo asado de Castilla y León solicita ser declarado Bien de Interés Cultural Inmaterial
Descripción
La Asociación de Asadores de Lechazo de Castilla y León ha solicitado formalmente a la Junta de Castilla y León la declaración del lechazo asado elaborado al estilo tradicional como Bien de Interés Cultural Inmaterial, lo que convertiría este plato en el más representativo de la comunidad autónoma.
Autor