Durante las vacaciones veraniegas, al estar más relajados, con más tiempo libre para el ocio, y con temperaturas más altas, es habitual que los hábitos saludables, tanto respecto a la dieta, como a la práctica de actividad física, se vean alterados por la nueva y placentera situación en que nos encontramos.

Alteraciones que incluyen una mayor presencia de ultraprocesados, bebidas refrescantes, repostería, helados… excesos alimentarios que, unidos a una menor actividad física, comportan en muchos casos un desequilibrio entre la ingesta y el gasto de energía.

Por ello, coincidiendo con las fechas de vuelta de las vacaciones, las profesoras de los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC Anna Bach y Laura Esquius han querido ofrecer una serie de consejos y claves para retomar los hábitos saludables en la dieta y en el ejercicio físico.

Claves para retomar los hábitos de alimentación saludable

En cuanto a la alimentación, Anna Bach directora del máster universitario de Nutrición y Salud de la UOC, apunta:

  • Apostar por la variedad y la densidad nutricional. La pirámide de la dieta mediterránea ayuda a saber las proporciones adecuadas. Es necesario dar el máximo protagonismo a las frutas y verduras de todo tipo.
  • Priorizar los alimentos mínimamente procesados y limitar la comida rápida.
  • Consumir con moderación y frugalidad. Controlar el tamaño de las raciones. Usar la medida del plato para no excederse. No comer hasta saciarse. Si se come fuera de casa, intentar mantener las mismas proporciones y hábitos saludables que en casa, y prestar atención a las cantidades. Es aconsejable hacer las cenas más ligeras que las comidas.
  • Leer las etiquetas, si hay dudas en la elección entre dos alimentos parecidos. El sistema de etiquetado nutricional Nutriscore, que se implantará a finales del año 2021 en España y se encontrará en el frontal de los productos envasados, ayudará en la selección. Un código de colores permitirá identificar los alimentos con elevadas calorías provenientes de grasas saturadas, azúcares simples y sodio.
  • Evitar siempre el consumo de alcohol. Al volver a la rutina y si se quiere reducir el peso, esta recomendación aún tiene más relevancia.
  • Dar prioridad a las actividades culinarias. Para evitar la monotonía y disfrutar de cada comida, es recomendable cocinar utilizando técnicas culinarias variadas y limitando los fritos. La sal debe usarse con moderación; se puede aderezar con hierbas y especias, que también potencian los sabores.
  • Practicar la convivialidad. Disfrutar de las comidas en compañía alrededor de la mesa al menos una vez al día. Compartir los alimentos, sentarse alrededor de una mesa sin aparatos digitales o tener una conversación agradable son aspectos beneficiosos que contribuyen a la buena salud.
  • Comer masticando despacio y centrándonos en el plato que tenemos delante.

Y para retomar la práctica de ejercicio físico a nuestros niveles habituales, Laura Esquius, directora del máster universitario de Alimentación en la Actividad Física y el Deporte de la UOC, propone:

  • Ejercicio aeróbico para la mejora de la salud cardiorrespiratoria.
  • Ejercicios de fuerza para mejorar el fitness muscular.
  • Ejercicios de flexibilidad o yoga.
Resumen
Cómo retomar los hábitos de alimentación saludable tras las vacaciones
Título
Cómo retomar los hábitos de alimentación saludable tras las vacaciones
Descripción
Durante las vacaciones, al estar más relajados, con más tiempo libre para el ocio, y con temperaturas más altas, es habitual que los hábitos saludables, tanto respecto a la dieta, como a la práctica de actividad física, se vean alterados por la nueva y placentera situación.
Autor