El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha publicado la obra ‘100 años del tractor en España’, un libro que muestra la contribución de este vehículo en la mejora y evolución de la agricultura en España, así como en las condiciones de vida y trabajo de los agricultores.

100 años del tractor en España, coordinado por Luís Márquez, describe cómo eran los primeros tractores en España a comienzos del siglo XX, cuando solo se contaban poco más de 4.000 unidades, su evolución en el diseño y características, y cómo los factores económicos y sociales han afectado en la transformación de esta maquinaria y a su sector.

Entre otros temas se describe cómo los agrónomos utilizaron las nuevas tecnologías entonces disponibles, como el cine mudo, para difundir entre los agricultores las mejores prácticas en el manejo de los primeros tractores, además de los programas de demostraciones y concursos nacionales, que continúan en la actualidad.

En uno de sus capítulos, la publicación se centra en la fabricación de los tractores agrícolas en España a través de las diferentes compañías encargadas de su fabricación y comercialización, y recoge las características técnicas de los modelos a lo largo de los años.

Se ofrece también un análisis del parque nacional de tractores, como las características que posee este vehículo en España y su rendimiento, así como de las explotaciones en las que trabajan y los factores que influyen en su compra.

La obra contiene, además, un apéndice con imágenes sobre los 180 modelos de tractores que se comercializaban en 1969.

El libro puede adquirirse a través del Catálogo de Publicaciones de la Administración General del Estado Http://publicacionesoficiales.boe.es

Los inicios

Según el informe Evolución de los tractores, elaborado por la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), los primeros tractores construidos como máquinas autopropulsadas datan de 1890, aunque los trabajos publicados en revistas y libros cuentan que ya en 1810, Pratt, en Inglaterra realizó un primer arado alternativo arrastrado por cable mediante dos máquinas de vapor situadas a ambos lados del arado tiraban de él. Las primeras máquinas de vapor no tenían sistema de tracción y sus aplicaciones agrícolas las hacían mediante transmisiones por correa.

Los primeros tractores con motor de vapor aparecieron cuando se consiguió un sistema de transmisión a las ruedas del vehículo. La rodadura del tipo triciclo hizo más fácil el diseño, y aunque al principio las ruedas fueron lisas, más tarde, para mejorar la capacidad de tracción, se dotaron de tetones. Posteriormente para facilitar la rodadura las ruedas se dotaron de nervaduras.

Para aumentar la capacidad de tracción los constructores se dedicaron a producir tractores grandes y pesados con ruedas de transmisión cada vez más anchas y con mayor diámetro. En esta línea se construyó en Mannhein (Alemania) en 1912 el tractor LANDRAL, el cual tenía un peso de unos 5.000 Kg, y estaba provisto de un sistema de rodadura con ruedas metálicas con banda de rodadura lisa y de gran anchura y diámetro, buscando, al aumentar la superficie de contacto rueda – suelo, mejorar la capacidad de tracción y con ello la potencia de tiro.

Resumen
Título
100 años del tractor en España
Descripción
El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha publicado la obra ‘100 años del tractor en España’, un libro que muestra la contribución de este vehículo en la mejora y evolución de la agricultura.
Autor