En verano, más que nunca es importante conocer qué alimentos nos pueden apetecer en los próximos días para poder así planificar su compra y, sobre todo, decidir cómo conservarlos en esta época del año con temperaturas más elevadas.

En este sentido, ¿qué recomendaciones debemos tener en cuenta a la hora de mantener en buen estado los alimentos este verano? El equipo de chefs de Knorr, expertos y grandes conocedores del universo culinario y la manipulación de alimentos, proponen cinco consejos básicos a tener cuenta durante esta temporada de calor:

Productos que se pueden conservar a temperatura ambiente

Para el chef Jaime Drudis, debemos optar por platos que no requieren de mucha elaboración y que son fáciles de preparar en muy pocos minutos: “Se trata de productos, en su gran mayoría, ya preparados o de fácil preparación. Una buena elección si hemos de trasladarnos por vacaciones y queremos llevar la cesta de la compra con nosotros. Algunos de ellos son productos UHT, que han sido tratados a temperaturas superiores a 100ºC durante unos 3 o 4 segundos, lo que permite conservar las cualidades nutritivas del alimento y eliminar cualquier presencia de microorganismos”.

Los productos UHT se pueden conservar hasta antes de la fecha de consumo preferente indicada en el envase a temperatura ambiente (con el envase cerrado). Este tipo de productos, una vez abierto, es recomendable conservarlos en la nevera un máximo de 2 días.

Platos fríos: nevera antes y después

Para sobrellevar las altas temperaturas es aconsejable optar por platos fríos que incluyan alimentos que nos hidraten, como las frutas y las verduras. Es importante guardar el producto o el plato ya listo en la nevera una hora antes y después servir en la mesa directamente. “Al acabar, si nos ha sobrado comida, debemos guardarlo de nuevo en la nevera (siempre bien sellados). Hay que recordar que la temperatura de refrigeración suele ser de 0ºC a 5ºC, consiguiendo ralentizar la multiplicación de patógenos, pero no es suficiente para pararla, por lo que es importante no sobrepasar los días indicados en el envase o los 2 o 3 días si lo hemos cocinado nosotros mismos”, añade el chef Drudis.

Además, cuando se lleva una preparación a la mesa, hay que servir e inmediatamente volver a guardar. Es importante evitar un elevado tiempo de exposición de los alimentos cocinados a temperatura ambiente para que se conserve la temperatura fría del plato y los ingredientes se encuentren en su estado más óptimo.

Productos preparados para evitar intoxicaciones

Es muy importante extremar las precauciones a la hora de manipular y conservar los alimentos en verano. Hay que tener en cuenta que la exposición al calor incrementa el riesgo de sufrir intoxicaciones alimentarias debido a posibles proliferaciones bacterianas. Las temperaturas inadecuadas durante la conservación, la manipulación incorrecta, la cocción insuficiente de los alimentos o la falta de limpieza e higiene son los principales factores de contaminación de un alimento, y por lo tanto, de las intoxicaciones y las infecciones alimentarias, habituales en esta época del año.

“Una buena elección son los platos preparados que requieren de una conservación a temperatura ambiente o bien en frío si queremos que sea todavía más apetecible”, explica el chef Drudis.

Tampoco hay que olvidar la manera de transportar estos alimentos. En el propio envase, aquellos que sean de un único uso —y que se puedan conservar en temperatura ambiente—, en recipientes herméticos —para evitar el contacto con el polvo o la arena— y en nevera portátil para aquellas recetas que requieren de frío. En casa debemos evitar cocinar los alimentos sólo parcialmente, ya que las bacterias pueden sobrevivir.

La fruta, siempre en la nevera

Para Diana Roig, responsable de nutrición y salud de Knorr, “uno de los alimentos esenciales en nuestra dieta durante el verano debe ser la fruta. En esta temporada existe una gran variedad de frutas y muchas de ellas destacan por un elevado porcentaje de agua, lo que nos ayuda a estar hidratados. Para evitar que éstas maduren demasiado rápido es importante guardarlas en la nevera y así mantendrán todos sus nutrientes. Además, la fruta la podemos utilizar para acompañar todo tipo de platos y dar un toque de sabor por ejemplo a nuestras ensaladas”.

La cadena del frío

Por último los chefs de Knorr dan un consejo referente a la correcta refrigeración de la comida: “Los alimentos que necesitan refrigerarse deben guardarse siempre en la nevera, sin perder la cadena de frío. Pero a la hora de descongelarlos es muy importante no dejar los alimentos a temperatura ambiente, sino utilizar para ello la nevera o el microondas, en este caso siempre que se vayan a utilizar inmediatamente después”.

 

 

Resumen
5 consejos de expertos para conservar los alimentos en verano
Título
5 consejos de expertos para conservar los alimentos en verano
Descripción
El equipo de chefs de Knorr, expertos y grandes conocedores del universo culinario y la manipulación de alimentos, proponen cinco consejos básicos a tener cuenta durante esta temporada de calor.
Autor