Un estudio elaborado en 900 pacientes que siguen una dieta de adelgazamiento revela que los hombres pierden más cintura y más kilos que las mujeres cuando siguen una dieta de las mismas características y partiendo del mismo sobrepeso (IMC1).

El estudio, elaborado por Medicadiet, revela las diferencias entre los hombres y las mujeres que acuden a un nutricionista para adelgazar. La investigación contempla 900 pacientes que han seguido una dieta de adelgazamiento durante tres meses, y 360 pacientes que la han seguido durante seis meses. En todos los casos, las dietas están basadas en dieta mediterránea, y al menos el 90% del peso perdido ha sido en forma de grasa.

Los datos muestran que un 79% por ciento de los pacientes son mujeres, frente al 21% de hombres. El porcentaje de hombres que acuden al nutricionista desciende al 13% en pacientes menores de 24 años y alcanza un 30% en pacientes entre 35 y 44 años. En esta franja de 35 a 44 es cuando más hombres se preocupan por su salud y su estética.

“Entre los 18 y 24 años las mujeres se preocupan mucho más por su aspecto que los hombres, y muchas acuden a nuestros centros con sobrepeso de nivel 1 o incluso con normopeso y quieren adelgazar 2 ó 3 kilos de forma sana y controlada. Por otro lado, los hombres que acuden a un nutricionista con esa edad suele ser por problemas de sobrepeso de nivel II u obesidad, es decir, con problemas de salud y no sólo estéticos”, destaca Sonia Manzanedo, nutricionista de Medicadiet en Barcelona.

Los hombres parten con ventaja

Uno de los datos más destacados que refleja este estudio es la diferencia en la pérdida de peso que sufren hombres y mujeres. Mientras que las mujeres pierden una media de 4,5 kilos en tres meses, los hombres pierden hasta 6,5 kilos, es decir, dos más. Esta diferencia es aún mayor cuando la dieta tiene una duración de seis meses, alcanzando los 2,3 kilos de diferencia. También se constata una mayor pérdida de cintura por parte de los hombres a los tres meses, siendo de 4,7 centímetros en mujeres y de 6,1 cm. en los hombres, una diferencia de 1,5 centímetros que aumenta a 1,7 centímetros a los seis meses.

Analizando el peso perdido en función del exceso de peso inicial se comprueba que en el caso de personas con sobrepeso (IMC entre 25 y 30), los hombres adelgazan 1,3 kilos más que las mujeres. Esta diferencia es aún mayor en los pacientes con obesidad tipo 1 (IMC entre 30 y 35), ya que los hombres pierden 2,2 kilos más que las mujeres, y en obesidades más graves, donde los hombres pierden 2,8 kilos más que las mujeres. Sin embargo, cuando los pacientes presentan normopeso y la necesidad de pérdida de peso es menor, son las mujeres las que pierden 0,6 kilos más que los hombres.

Los motivos

Esta diferencia en la pérdida de peso entre hombres y mujeres se debe a varios factores. En primer lugar, se pierde más peso cuando el IMC de partida es más elevado, ya que un mayor peso conlleva un mayor gasto metabólico. Los hombres acuden al nutricionista con mayor exceso de peso, 2 puntos más de IMC inicial respecto a las mujeres.

Otra razón puede guardar relación con la diferencia entre la masa muscular de hombres y mujeres. “En el caso de los hombres, éstos tienen mayor masa muscular (un 38% de músculo frente a un 32% en mujeres), y por tanto mayor gasto. Su composición corporal, con dietas capaces de mantener masa muscular, facilita la pérdida de peso”, apunta la Dra. Ana de Cos, médico endocrino y responsable de la Unidad de Obesidad del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario La Paz.

Por otro lado, las mujeres presentan mejores hábitos alimenticios iniciales, con más antecedentes de dietas, mientras que los hombres apenas han realizado dietas previas. Por tanto, al iniciar un cambio de hábitos, el campo de mejora es mayor.

Principales conclusiones

  • Los hombres requieren 2 puntos más de IMC, es decir 6,2 kilos más, para tomar la decisión de empezar a adelgazar.
  • La mayoría de los hombres que acuden al nutricionista presentan obesidad y problemas de salud, y un porcentaje muy reducido lo hace por estética.
  • A partir de los 45, tanto hombres como mujeres necesitan IMC más altos, entre 5 y 6 kilos más, para acudir al nutricionista, por lo que se concluye que su motivo va más ligado a la salud que a la estética.
  • Existe una tendencia generacional de los hombres a cuidarse más: entre los 25 y 45 años, el promedio de hombres que inician un plan nutricional es del 26% frente al 21% del conjunto de la sociedad.
Resumen
Los efectos de una misma dieta de adelgazamiento en mujeres y hombres
Título
Los efectos de una misma dieta de adelgazamiento en mujeres y hombres
Descripción
Un estudio elaborado en 900 pacientes que siguen una dieta de adelgazamiento revela que los hombres pierden más cintura y más kilos que las mujeres cuando siguen una dieta de las mismas características y partiendo del mismo sobrepeso.
Autor