Además de la ya conocida fusión libre del street food, este año crece el interés en propuestas como el hot pot. Tanzania y Etiopía serán referentes en sabor global con ingredientes y sabores como las mezclas de especias berbere o la barbacoa de Tanzania. Y, además, entran fuerte los platos típicos de las izakayas —tabernas japonesas—, compitiendo con la tradicional tapa española.

Son algunos de los sabores destacados como preferidos para este año según el informe Tendencias en Sabores 2018 McCormick y Ducros, un estudio global en el que se dan a conocer las tendencias gastronómicas que marcarán la agenda culinaria en 2018… y años posteriores.

Más allá de la identificación de sabores e ingredientes, el informe de este año resalta también el enfoque cada vez más interactivo y sin prejuicios que se está dando a la fusión de gastronomías. Nuevos conceptos de street food, como el híbrido de gyro-taco o las arepas con plátano dulce y carne con salsa tzatziki picante, son claros exponentes de esta tendencia que ya puede verse en puestos callejeros o food trucks de muchas ciudades. Asimismo, la diversidad es cada vez mayor y gastronomías de países tan distantes como Japón, Tanzania o Etiopía están dejando su impronta a través de recetas como los onigiri —bolas de arroz rellenas espolvoreadas con aderezo Furikake, típicas de las izakayas o tabernas japonesas— o las brochetas de Tanzania a la barbacoa con salsa de tomate y cebolla.

“Para 2018 se predice un auge de conceptos gastronómicos que inviten a compartir alrededor de sabores contundentes inspirados en culturas lejanas. Una olla de caldo con especias es la pieza central de una típica comida festiva hot pot asiática, tendencia en auge a nivel global. La carne, el marisco y las verduras son remojados por los invitados y una vez recogidos se cubren con varias salsas y guarniciones frescas. Con un cambio de ingredientes podemos sorprender a nuestros invitados con variaciones como el hot pot caribeño o el hot pot poblano, típico de México”, comenta Esther Maldonado, Marketing Manager de McCormick España.

Sorprender a nuestros invitados con recetas como este Caldo al estilo hot pot poblano con aguacate, inspirado en el área central de México, con un sabor ahumado y delicioso.

Caldo al estilo hot pot poblano con aguacate

INGREDIENTES

Para el caldo

  • 1 cucharadita pimienta de cayena molida
  • 2 cucharaditas  pimentón de la Vera
  • 2 cucharaditas comino molido
  • 2 cucharaditas orégano
  • 1/2 cucharadita sal de mar
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • 1 cebolla, picada fina
  • 6 dientes de ajo, picados finos
  • 2 l de caldo de pollo
  • 2 x 400 g de tomates troceados en lata
  • 1 lima, exprimida

Complementos

  • 2 mazorcas de maíz, sin cascara y cortadas en 5 rodajas gruesas
  • 450 g de pechugas deshuesadas de pollo, sin piel, cortadas en tiras muy finas
  • 1 chayote, pelado y cortado en palitos

Crema de aguacate

  • 1/2 aguacate, pelado, deshuesado, y troceado
  • 200 ml de crema agria
  • 1 lima, exprimida
  • 1/4 cucharadita sal de mar
  • 1/4 cucharadita ajo molido

Acompañamientos

  • Queso fresco, desmigajado
  • Aguacate, troceado
  • Cilantro fresco, troceado
  • Tiras de tortilla crujiente o nachos
  • Tortillas de trigo o maíz, para mojar

ELABORACIÓN

Para la mezcla del caldo, mezclar los condimentos en un bol pequeño y reservar hasta el momento de emplear. Calentar el aceite en una olla grande a fuego medio. Añadir el ajo y la cebolla y cocer durante 5 minutos, removiendo ocasionalmente. Añadir el caldo de pollo, tomates y ½ de la mezcla de condimentos y llevar a ebullición. Reducir el fuego y hervir a fuego lento durante 20 minutos. Durante los últimos 10 minutos de cocción, añadir las piezas de maíz. Después de 10 minutos, retirar el maíz a un plato y reservar. Añadir el zumo de lima al caldo y remover.

Para la crema de aguacate, juntar todos los ingredientes en un procesador de alimentos y procesar a alta velocidad hasta obtener una mezcla suave. Transferir a un bol, cubrir y refrigerar hasta el momento de servir.

Cubrir las tiras de pollo con el resto de mezcla de condimentos y colocar en un plato. Poner el chayote en un plato aparte y todos los demás acompañamientos en boles.

Para servir, verter el caldo en un hot pot u olla de cocción lenta precalentada. Dejar que cada comensal cueza el pollo y chayote en el caldo a su gusto (el pollo debería cocerse durante aproximadamente 4-5 minutos o hasta que quede bien hecho, removiendo ocasionalmente).

Dejar que cada comensal personalice su propio bol. Verter parte del caldo sobre el pollo y verduras cocidas en boles individuales. Cubrir con acompañamientos y crema de aguacate al gusto.

Notas de cocina. El chayote (o mirliton) es una calabaza con forma de pera, con textura y sabor entre el pepino y el calabacín. Puede encontrarse en la sección especializada de productos frescos o en mercados latinoamericanos. Si no se dispone de chayote, puede sustituirse por calabacín. Para precalentar una olla de cocción lenta y servir en la mesa, precalentar la olla rellenando la parte interior hasta la mitad con agua hirviendo. Cubrir y calentar a nivel alto durante 45 minutos. Mientras tanto, preparar el caldo según las instrucciones. Vaciar la olla justo antes de servir. Verter el caldo caliente en la olla cuidadosamente, dejando el nivel en alto.

Resumen
Nombre receta
Caldo al estilo hot pot poblano con aguacate
Publicado el...
Calificación
4 Based on 2 Review(s)
Caldo al estilo hot pot poblano con aguacate
80%Nota Final
Puntuación de los lectores 1 Voto
23%