La Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria (AEHC) ha organizado este año, por primera vez, un Campus Gastronómico Infantil que pretende fomentar la cultura gastronómica de Cantabria y crear una conciencia de alimentación sana y saludable con un conocimiento teórico-práctico sobre productos, productores y mercados. El curso, con un total de 56 horas de enseñanza […]

La Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria (AEHC) ha organizado este año, por primera vez, un Campus Gastronómico Infantil que pretende fomentar la cultura gastronómica de Cantabria y crear una conciencia de alimentación sana y saludable con un conocimiento teórico-práctico sobre productos, productores y mercados.

El curso, con un total de 56 horas de enseñanza y una capacidad de 20 plazas, va dirigido a niños y niñas de entre 9 y 14 años y tendrá lugar del 3 al 11 de este mes de agosto.

Visitas prácticas

Para que los niños se vayan acercando de un modo ameno y atractivo a la cocina y al conocimiento de los productos, fomentando la participación y el trabajo en equipo, entre las actividades programadas están previstas, además de las clases de formación teórica,  visitas prácticas a un mercado tradicional de Cantabria,  a fábricas artesanales de productos típicos de Cantabria como queso, sobaos o quesadillas y a la más típica de las explotaciones ganaderas de vacuno.

Travesía en un barco bonitero

Los pequeños también podrán disfrutar de una travesía a bordo de un barco bonitero de Colindres, aprenderán el proceso del salazón de las anchoas de Santoña y tras varias sesiones de cocina práctica aprenderán a cocinar los platos más representativos de la región.

Y hasta cata de productos

Y para de verdad conocer de primera mano cada alimento, se realizarán dos sesiones de cata de productos de la zona e incluso una visita a una bodega que elabora vino de Cantabria, todo ello aprovechando para iniciarles en el protocolo y buen comportamiento en la mesa.

{jathumbnail off}