La Estrategia Más alimento, menos desperdicio es un programa para la reducción de las pérdidas y el desperdicio alimentario y la valorización de los alimentos desechados, una iniciativa del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de España (MAPA) que se inició en 2013.

Con el objetivo de limitar las pérdidas y el desperdicio de alimentos y su impacto sobre el medio ambiente, la Estrategia pretende generar conocimiento a todos los sectores de la sociedad a colaborar aportando sus opiniones, ideas, conocimientos y experiencias para, entre todos, contribuir a la reducción del desperdicio de alimentos.

Desde la puesta en marcha de la Estrategia en 2013 se trabajó en la cuantificación de las pérdidas y el desperdicio de los alimentos en las distintas etapas y procesos a lo largo de la cadena de valor y en acciones de concienciación destinadas a distintos sectores, con acciones como la realización de estudios para conocer el cuánto, cómo, dónde y el porqué de las pérdidas y desperdicio de alimentos, divulgar y promover buenas prácticas, o analizar y revisar aspectos normativos, entre otras.

Y en una segunda etapa, a partir de 2017, los esfuerzos se centraron en actuaciones con mayor impacto en la lucha contra el desperdicio alimentario, en áreas como generación de conocimiento, formación y sensibilización, fomento de buenas prácticas, acuerdos sectoriales, aspectos normativos o investigación e innovación.

A esta importante tarea se han unido muchas otras instituciones y organizaciones a lo largo de todo el territorio nacional e, igualmente, nosotros podemos aportar nuestro propio grano de arena preparando una serie de recetas a partir de restos de alimentos que podrían ser aprovechados como, por ejemplo, estos Chips de restos de brócoli, en base a una receta ofrecida por la asociación sin ánimo de lucro +Brócoli.

Chips de restos de brócoli

INGREDIENTES  

  • Ramilletes de brócoli ya cocinado que nos hayan sobrado de algún plato anterior
  • Harina
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva para freír

ELABORACIÓN

Salpimentamos los ramilletes de brócoli ya cocinados y los pasamos por harina.

Con la ayuda de un spray con agua, humedecemos el brócoli con la harina para conseguir una capa con una textura pastosa.

Freímos los ramilletes en una sartén con abundante aceite a 200 ºC y, si es posible, mejor en una freidora.

Cuando veamos que el brócoli está dorado por fuera, vamos sacando a una fuente sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa, y listo para servir.

Chips de restos de brócoli (receta sin desperdicio)
79%Nota Final
Puntuación de los lectores 1 Voto
7%
Resumen
recipe image
Nombre receta
Chips de restos de brócoli
Publicado el...