Italia es el país occidental más afectado por la crisis del COVID-19, con más casos confirmados y más fallecidos, una crisis de salud pública que está afectando directamente al sector turístico. De hecho, la Seguridad Percibida de los principales mercados europeos cae notablemente, mientras los precios de vuelos y hoteles muestran la falta de demanda.

Al menos así lo asegura un reciente estudio realizado por Mabrian Technologies, consultora especializada en Inteligencia Turística, cuantificar el impacto de esta crisis para el sector en base a diferentes variables: volumen de menciones turísticas relacionadas con el Coronavirus (COVID-19), Índice de Seguridad Percibida con el destino y la evolución de precios de vuelos y de hoteles.

El estudio se ha centrado en los principales mercados europeos para Italia: Reino Unido, Alemania, España y Francia. La plataforma de Mabrian filtra y analiza las menciones con relevancia turística en Redes Sociales sobre un destino. Para ello, capta todas las interacciones en Instagram y Twitter y descarta todas aquellas que no aportan conocimiento desde el punto de vista del visitante o potencial visitante (menciones comerciales, política, deportes, spam, menciones de locales, etc.). Además de una medición cuantitativa, es capaz también de medir el sentimiento en varios aspectos, y en concreto en relación a la seguridad percibida. De esta manera, han creado un índice de Percepción de Seguridad del destino, que permite medir la sensibilidad de los diferentes mercados con respecto a la crisis del Coronavirus.

Crisis de confianza turística

A partir de esta muestra se ha analizado la evolución diaria de ambos indicadores desde en inicio de la crisis sanitaria. Y el resultado es el siguiente:

Italia. A nivel global para este destino, se observa claramente que el impacto de la crisis sanitaria se trasladó de inmediato a los indicadores turísticos con un incremento exponencial de menciones turistas relacionadas con el virus entre el 20 y el 24 de febrero. Esta punta de menciones coincide prácticamente con la mayor caída de confianza de los visitantes el día 25 de febrero, dónde el Índice de Percepción de Seguridad cae a su valor mínimo. A partir de ese momento, el volumen de menciones turísticas relacionadas con la crisis decae, pero sin embargo, el sentimiento de éstas en cuanto a la Percepción de Seguridad no se recupera al mismo ritmo, marcando una nueva caída a partir del día 28.

Reino Unido. El mercado británico es el que muestra la caída más prematura de confianza con el destino, con las primeras informaciones sobre el efecto de la crisis en Italia. Sin embargo, a medida que fueron avanzando los días, aumentó mucho el impacto en numero de menciones turísticas, pero la Percepción de Seguridad se recuperó a mayor ritmo que el resto de mercados analizados.

Alemania. Es el mercado que muestra un menor impacto en volumen de menciones turísticas relacionadas con el virus. Sin embargo, el efecto sobre la confianza con el destino es notable. La caída de confianza máxima coincide con el momento de más repercusión.

España. El mercado español ha sido el que más ha notado el impacto de la crisis en relación al número de menciones turísticas relacionadas con el Coronavirus. La Percepción de Seguridad cae notablemente en los días álgidos de volumen de menciones. Sin embargo, es el segundo mercado más rápido en recuperar confianza por detrás de los británicos.

Francia. Es el que muestra el mayor grado de sensibilidad con la crisis en Italia. Pese que el impacto en volumen de menciones turísticas relacionadas es menor que en el caso de españoles y británicos, el efecto en la caída de la Percepción de Seguridad es más acentuado, mostrando además pocos signos de recuperación.

Resumen
Crisis de salud pública, crisis de confianza turística en Europa
Título
Crisis de salud pública, crisis de confianza turística en Europa
Descripción
Italia es el país occidental más afectado por la crisis del COVID-19, una crisis de salud pública que está afectando al sector turístico. De hecho, la Seguridad Percibida de los principales mercados europeos cae notablemente, mientras los precios de vuelos y hoteles muestran la falta de demanda.
Autor