El cava, que ya se había situado en el año 2009 como el vino espumoso más distribuido a nivel mundial, superando por primera vez al champagne en las cifras de exportación según datos aportados por el propio Consejo Regulador, ha seguido manteniendo en 2010 esta tendencia, con el añadido de que en este último año […]

El cava, que ya se había situado en el año 2009 como el vino espumoso más distribuido a nivel mundial, superando por primera vez al champagne en las cifras de exportación según datos aportados por el propio Consejo Regulador, ha seguido manteniendo en 2010 esta tendencia, con el añadido de que en este último año Francia  -cuna del champagne- se ha convertido en el sexto mercado mayor del mundo en importancia para este vino.

En términos generales, el cava registró el pasado año un récord histórico con un 11,5 % más de ventas que en el ejercicio anterior, alcanzando una cifra total de 244,8 millones de botellas producidas y un volumen de negocio que ronda los 1.030 millones de euros, frente a los 929 millones en 2009.

Gustau Garcia Guillament, presidente del Consejo Regulador de la D.O. Cava ha declarado hoy en una rueda de prensa que el año 2010 supuso también un importante récord en cuanto a las cifras de exportación, que se situaron en 149,1 millones de botellas, más de la mitad de la producción total, convirtiéndose en el vino español con denominación de origen más vendido fuera de nuestras fronteras.

La Unión Europea, principal cliente

El 74 % de esta exportación se realiza con destino a la Unión Europea, destacando la recuperación del mercado alemán, con un crecimiento del 17,6 %. En cuanto a países de fuera de la Unión, en Estados Unidos se vendieron 17,5 millones de botellas, con un incremento del 18,2 % y en Japón, 5,7 millones, un 19 % más que en el anterior ejercicio.