El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha subrayado esta mañana en una entrevista en el programa Espejo Público, de Antena 3, que “tenemos una industria agroalimentaria fabulosa, y ahora lo que hace falta es no desperdiciar, optimizar, y hacer que todos los alimentos que tienen calidad puedan distribuirse a aquellos […]

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha subrayado esta mañana en una entrevista en el programa Espejo Público, de Antena 3, que “tenemos una industria agroalimentaria fabulosa, y ahora lo que hace falta es no desperdiciar, optimizar, y hacer que todos los alimentos que tienen calidad puedan distribuirse a aquellos que lo necesitan”.

Arias Cañete ha explicado que su Ministerio lleva mucho tiempo trabajando en una Estrategia para la reducción y valorización de los alimentos desechados, “porque no puede ser que en la Unión Europea haya cerca de 89 millones de toneladas de alimentos aptos para el consumo que se tiran al año, de los que 7,7 millones corresponden a España”.

El 42% se desperdicia en los hogares 

El ministro se refería a que, según todos los estudios con los que se cuentan, el desperdicio alimenticio se produce en todas las fases de la cadena alimentaria: un 42% en los hogares; 39% en la fase de fabricación; 14% en la restauración y, aproximadamente, un 5% en su distribución. 

Arias Cañete ha explicado que esta estrategia se está diseñando para evitar pérdidas en la producción, en la transformación, en la comercialización y en los hogares: “Se están analizando todas las líneas de actuación, y una de ellas es revisar todas las normas de calidad de los productos”. En este sentido se ha referido a que “hay que aclarar la confusión entre fecha de caducidad y fecha de consumo preferente. En el caso del yogur, se trata de comprobar si los nuevos procedimientos de elaboración permiten prolongar su vida útil”. 

Asimismo, el titular de Agricultura ha señalado que esta estrategia está estudiando los canales para optimizar los alimentos que se desechan por cuestiones estéticas. En su opinión, si se facilitan estos canales, se pueden abastecer a los bancos de alimentos de una materia prima “perfectamente saludable” y evitar los desperdicios.

Artículos relacionados

La mitad de la comida producida en el mundo se desperdicia

Fabricantes y distribuidores contra el desperdicio de alimentos 

Los cultivos olvidados podrían ser la despensa del futuro 

El Ministerio promueve la reducción de alimentos desechados 

Los desperdicios en los restaurantes, a debate 

Cada restaurante tira una media de 2,5 Kg. de comida al día 

Alerta sobre los desperdicios de comida en los restaurantes 

El Reino Unido quiere regular las fechas de caducidad 

Iniciativa en las redes sociales contra el desperdicio de alimentos


{jathumbnail off}