Mañana miércoles, 21 de junio, comienza en Huelva el III Congreso de Frutos Rojos. El sector de los frutos rojos o las berries —fresas, frambuesas, moras y arándanos— en la provincia de Huelva vive un punto clave para definir el presente de estos cultivos y, sobre todo, marcar el futuro más inmediato y sus retos a largo plazo.

Un evento donde se concentran las empresas productoras, comercializadoras y exportadoras del sector de fresas, frambuesas, arándanos y moras. Igualmente, y donde también estarán presentes empresas proveedoras y de servicios auxiliares del sector, como es el caso de la compañía de tecnología y servicios Bosch, que presentará su solución Deepfield Connect – Strawberry Monitoring, desarrollada especialmente para el cultivo de la fresa, aunque también puede aplicarse al cultivo de otros frutos rojos.

IoT aplicado a la agricultura

Hoy en día, la transformación digital, a la que estamos acostumbrados en determinados sectores de vanguardia, está llegando también a otros sectores más tradicionales como, por ejemplo, la agricultura. Por esta razón, cada vez resultan más familiares conceptos como ‘Agricultura 4.0’, ‘smart agro’ y, especialmente, ‘Internet of Things’ (IoT). Todas estas nuevas ideas, aunque suenen a términos novedosos y disruptivos, pretenden facilitar a los productores sus tareas diarias —sin modificar sus prácticas habituales—, además de optimizar sus procesos.

En este sentido, la contribución de Bosch al sector tiene un claro objetivo: facilitar la toma de decisiones a la hora de gestionar los cultivos. Actualmente, la compañía cuenta con diferentes soluciones pensadas para la agricultura basadas en el IoT, como son Deepfield Connect – Asparagus Monitoring, para optimizar el cultivo del espárrago, Deepfield Connect – Strawberry Monitoring, dedicada al cultivo de la fresa, o la solución Smart Irrigation para el cultivo de olivos, presentada en Sevilla hace escasos días, y que está siendo desarrollada de forma íntegra en España por Bosch en estrecha colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Sensores para fresas

De todas estas tecnologías, el protagonista en el Congreso de Frutos Rojos de Huelva, que comienza mañana miércoles, es un sensor específicamente diseñado para el cultivo de fresas que se coloca en el cultivo y es capaz de medir diferentes parámetros: temperatura y humedad relativa ambiental, humedad del suelo y temperatura de bulbo húmedo.

Estos datos se visualizan a través de una aplicación instalada en smartphones o tablets (disponible para sistemas iOS y Android), de manera que el agricultor puede conocer el estado de sus cultivos desde cualquier parte y en cualquier momento. La aplicación es capaz de establecer alarmas para recibir notificaciones en el caso de que, por ejemplo, la humedad del suelo se sitúe por debajo de los límites establecidos, de forma que el agricultor o el técnico reconozcan inmediatamente la necesidad de riego.

Y es que, con más de 310.000 toneladas de producción y 515 millones de euros de facturación durante la campaña 2015-2016, la provincia de Huelva se sitúa como uno de los mayores productores de frutos rojos de Europa.

Resumen
Título
La agricultura smart, en el Congreso de Frutos Rojos de Huelva
Descripción
El sector de los frutos rojos o las berries en Huelva vive un punto clave para definir el presente de estos cultivos y, sobre todo, marcar el futuro más inmediato y sus retos a largo plazo.
Autor