La dieta de adelgazamiento conocida como la Dieta Enteral Planas, un método para combatir el sobrepeso basado en la Nutrición Enteral por Sonda, que según sus impulsores, la Clínica Planas de Barcelona, permite bajar entre tres y 15 kilos en 24 días, ha sido objeto, desde su inicio, de una intensa controversia entre diversos sectores […]

La dieta de adelgazamiento conocida como la Dieta Enteral Planas, un método para combatir el sobrepeso basado en la Nutrición Enteral por Sonda, que según sus impulsores, la Clínica Planas de Barcelona, permite bajar entre tres y 15 kilos en 24 días, ha sido objeto, desde su inicio, de una intensa controversia entre diversos sectores de opinión, tanto particulares como profesionales.

En este sentido, la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas (AEDN), ha emitido un comunicado en el que expresa su opinión científica al respecto, desaconsejando “la utilización, como método de adelgazamiento, tanto cualquier clase de Dieta Enteral por Sonda (conocida por la población mediante acepciones como ‘la dieta de la mochila’, ‘la dieta del tubo’, ‘la dieta nasogástrica’ o ‘la dieta de comer por la nariz’), como en particular la Dieta Enteral Planas”.

Puede suponer riesgos innecesrios para la salud

“La así llamada Dieta Enteral Planas –puntualiza el comunicado del Grupo de Revisión, Estudio y Posicionamiento de la AEDN– además de no tener sustento científico, contradecir a los criterios de intervención terapéutica en el sobrepeso o la obesidad, incumplir posiblemente la legislación vigente y reunir varias de las características que definen a las dietas o los métodos fraudulentos para perder peso (conocidos/as como “dietas milagro”), puede suponer asumir diversos riesgos innecesarios para la salud”.

“Se trata, en nuestra opinión –continúa la nota– de un método ineficaz, fraudulento, posiblemente ilegal y que podría suponer un riesgo para la salud pública”.