A partir del informe emitido por los servicios técnicos tras una cata de más de 4.000 muestras, el Pleno del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada Rioja, reunido el pasado viernes, 13 de abril, ha otorgado la valoración oficial de ‘MUY BUENA’ a la cosecha de 2017.

El Consejo ha querido igualmente destacar el esfuerzo extraordinario realizado por parte del sector que, tras un adecuado progreso a lo largo del final de un complicado ciclo vegetativo marcado por la dura helada de abril y la sequía, ha conseguido ofrecer unos resultados muy satisfactorios en calidad.

En total, 249,57 millones de litros de la cosecha 2017 han obtenido el derecho a la certificación como vinos amparados por la DOCa Rioja:

  • 215,90 millones de litros de tinto
  • 21,60 millones de litros de blanco
  • 12,07 millones de litros de rosado

“Cabe destacar una interesante diversidad en los vinos marcada en gran parte por las ajustadas producciones y por un resultado con un alto potencial para el envejecimiento. Encontramos vinos finos y elegantes con un complejo y marcado carácter riojano”, comenta Pablo Franco, director del Órgano de Control del Consejo Regulador.

Esta valoración de la cosecha como MUY BUENA es el resultado del riguroso procedimiento de calificación mediante análisis y cata al que han sido sometidas las 4.020 muestras tomadas directamente de los depósitos por los técnicos del Consejo. “Hay que señalar que entre las puntuaciones de la calificación de los vinos de esta cosecha se han recibido las más altas de los últimos años, con valoraciones extraordinarias” explica Pablo Franco.

Así es la cosecha 2017 de Rioja

“Entre las características que definen el perfil medio de los vinos de la cosecha 2017, cuya graduación media es ligeramente superior a la del año anterior, destaca una interesante diversidad en los vinos marcada en gran parte por las ajustadas producciones y por un resultado con un alto potencial para el envejecimiento. Encontramos vinos finos y elegantes con un complejo y marcado carácter riojano” afirma el responsable del Órgano de Control del Consejo Regulador.

Las conclusiones de la calificación de la añada en la Denominación se obtienen tras una exhaustiva cata de la totalidad de los vinos elaborados que van a salir al mercado, con objetivo de certificar la calidad de los mismos. Los requerimientos para superar el examen de calificación se han elevado en los últimos años, incorporándose parámetros más exigentes, con la meta de que Rioja siga manteniéndose como referente clave de los vinos de calidad.

De acuerdo con el informe del Servicio Habilitado de Veedores del Consejo Regulador, que realiza un completo estudio de todas las etapas del ciclo, si por algo ha destacado el ciclo vegetativo de esta campaña es por la “excelente sanidad del viñedo, a nivel general, en la última fase del ciclo”. Una vendimia que resultó ser la cosecha más temprana de la historia de Rioja, escasa y de gran calidad, caracterizada por la buena climatología que la acompañó al final del ciclo y por una mejora de las expectativas productivas que había inicialmente tras un año marcado por la helada y la sequía.

La correcta evolución vegetativa del viñedo y la ausencia de plagas o enfermedades de importancia permitió que el estado sanitario de la uva fuera extraordinario hasta el final de la vendimia” señala Pablo Franco. La intensificación de los controles productivos por parte del Consejo Regulador con el objetivo de optimizar la calidad ha sido otra de las particularidades de la campaña.

Resumen
Título
La cosecha 2017 de Rioja, calificada como Muy Buena
Descripción
El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada Rioja, reunido el pasado viernes 13 de abril, ha otorgado la valoración oficial de ‘MUY BUENA’ a la cosecha de 2017.
Autor