Existen tantas navidades como formas de celebrarlas. Y en cada Navidad, en cada país, hay un dulce típico que las familias elaboran, comparten y disfrutan. Europa, Asia, África… hasta en los lugares más inesperados se preparan deliciosos postres navideños.

Como el Christstollen, o simplemente Stollen, bizcocho navideño alemán con trozos de frutas confitadas, pasas, nueces, almendras, especias como el cardamomo y la canela, decorado con una capa de azúcar glas y con un corazón de mazapán, cuya receta ofrece la conocida marca Delaviuda.

La forma del Christstollen pretende recordar a la del Niño Jesús recién nacido y envuelto en pañales, por eso se recubre de blanco azúcar glas. Cada año —para conmemorar la tradición iniciada por Augusto el Fuerte en 1730— se celebra en la ciudad alemana de Dresde el Stollen Fest. Se trata de un festival en el que durante ocho días se hornea un Stollen gigante, que posteriormente es llevado por las calles de la ciudad en una carroza tirada por ocho caballos.

Ingredientes

  • 375 gr. de harina de repostería
  • 100 ml. de leche
  • 40 gr. de levadura fresca
  • 50 gr. de azúcar
  • 175 gr. de mantequilla
  • 2 huevos
  • 300 gr. de uvas pasas
  • 100 ml. de brandy o ron
  • 75 gr. de frutos secos picados
  • La ralladura de la piel de 1 limón y de 1 naranja
  • Azúcar glas
  • Una pizca de sal

Elaboración

Mezclamos la harina con la levadura fresca desmenuzada, la leche tibia y una cucharadita de azúcar. Removemos esta masa y la dejamos fermentar 15 minutos en un sitio cerrado. Mientras tanto, ponemos a macerar las pasas en el licor.

Agregamos el resto del azúcar, la sal, las ralladuras, los huevos y la mantequilla. Amasamos todo muy bien hasta obtener una pasta homogénea, incorporamos los frutos secos y las pasas escurridas. Mezclamos y dejamos fermentar la masa en un recipiente tapado hasta que doble su volumen.

Tras el tiempo de levado, estiramos la masa para formar un cuadrado. La doblamos sobre sí misma. Le vamos dando forma como si se tratara de un tronco o una baguette. Dejamos reposar de nuevo hasta que doble su volumen.

Cuando haya aumentado lo ponemos sobre una bandeja de horno forrada con papel especial y horneamos el Christstollen a 175 grados durante unos 40 minutos. Pasado ese tiempo comprobamos que esté dorado y cocido por dentro con una aguja y lo retiramos. Todavía en caliente, lo untamos con mantequilla fundida. Dejamos que se enfríe sobre una rejilla y, por último, lo espolvoreamos con azúcar glas.

 

Resumen
Nombre receta
Christstollen, bizcocho navideño alemán
Publicado el...
Calificación
no rating Based on 0 Review(s)