Galicia es la Comunidad de donde proceden más denuncias por posibles incumplimientos de la Ley de la Cadena Alimentaria y la que acumula el mayor número de propuestas de sanción, mientras que en la Comunidad de Madrid es donde más expedientes sancionadores se han abierto.

La Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) —de la que depende en última instancia el cumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria— ha elaborado un estudio pormenorizado sobre la labor realizada por sus inspectores en cada Comunidad Autónoma, así como de los resultados obtenidos en los controles llevados a cabo desde el inicio de la actividad inspectora de la Agencia, en septiembre de 2014, hasta el 31 de diciembre de 2015.

Para ello, AICA ha contabilizado el número de denuncias recibidas en la Agencia, procedentes de cada comunidad, y las inspecciones realizadas en cada sector —frutas y hortalizas, lácteo, vinícola, carne de pollo o aceite de oliva envasado—, así como el resultado de estos controles.

Los resultados

Según se desprende del estudio, Galicia es la comunidad autónoma de donde procede el mayor número de denuncias por incumplir la Ley de la Cadena Alimentaria (31%), y también la comunidad que acumula mayor número de multas propuestas (22%).

Por su parte, la Comunidad de Madrid es donde más expedientes sancionadores se han abierto (24%), aunque el porcentaje de sanciones propuestas finalmente, tras el estudio de estos expedientes, baja hasta el 11%.

En líneas generales, la distribución mayorista es el eslabón de la cadena alimentaria que concentra más incumplimientos de la Ley de la Cadena Alimentaria, mientras que el sector de frutas y hortalizas contabiliza el mayor número de expedientes sancionadores, aunque el sector lácteo es el que acumula más denuncias. La causa más frecuente de sanción es no respetar los plazos de pago, seguida de no enviar la documentación requerida por AICA y la ausencia de contratos de compra-venta.

En relación con el sector vitivinícola, la Agencia ha estrenado durante la campaña 2015-2016 el programa de control de oficio. Así, a cierre del pasado año, 341 viticultores habían enviado la documentación solicitada por la Agencia sobre un total de 425 agricultores. A esto hay que sumar las 31 inspecciones realizadas en bodegas, para comprobar el cumplimiento de la ley de la cadena.

¿Cómo se realizan las inspecciones?

  • En cada control a empresas o establecimientos, los inspectores de la AICA vigilan varias operaciones comerciales de compra-venta, por lo que el número de operaciones supervisadas es bastante superior al de inspecciones realizadas.
  • Si en el transcurso de las inspecciones se detectan incumplimientos de la ley de la cadena, la AICA inicia el procedimiento sancionador, a través de la instrucción de un expediente, la evaluación de la infracción cometida y, en cada caso, proponiendo la sanción correspondiente.
  • Un mismo expediente puede conllevar varias multas, por lo que la cifra de sanciones es superior a la de expedientes sancionadores, en función de la cantidad de infracciones que detecten los inspectores de AICA.
  • El trabajo de inspección se realiza de forma continuada, por lo que los datos obtenidos varían día a día y los expedientes iniciados se encuentran en diferentes momentos administrativos. En este contexto, la agilidad es una de sus notas características, ya que los expedientes tardan de 5 a 6 meses en resolverse, cuando la ley marca un plazo de un año para su resolución.
  • El análisis territorial de la actividad de AICA incluye también las denuncias por venta “a pérdidas”, práctica prohibida por la ley de comercio minorista y en la que AICA no tiene competencias, por lo que remite las actuaciones al órgano competente de la comunidad autónoma correspondiente.
Resumen
Título
Las Comunidades con más denuncias por incumplir la Ley de la Cadena Alimentaria
Descripción
La Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) ha elaborado un estudio pormenorizado sobre la labor realizada por sus inspectores en cada Comunidad Autónoma.
Autor