La Fundación Adecco ha presentado el informe El ciudadano y la RSE, la sexta edición ya de este estudio y en la que un total de 600 ciudadanos mayores de edad residentes de España responden a un cuestionario sobre el concepto de Responsabilidad Social.

El informe, recogido por Redsostal, Red para la Sostenibilidad Agroalimentaria, ofrece una conclusión determinante: los consumidores de nueva generación son catalogados como críticos que valoran cada vez más el comportamiento ético de las marcas y la compra responsable. No se conforman con que satisfagan sus necesidades básicas, sino que les exigen una conducta responsable con el entorno en el que operan: medioambiente, trato a los trabajadores, relación con la ciudadanía, etc.

Un año más, los consumidores siguen sin entender el significado de las siglas RSE, aunque el significado sí está instalado en la conciencia ciudadana. Asimismo, un 96% de los encuestados asegura que las empresas tienen la misma responsabilidad que el Gobierno a la hora de afrontar los retos del entorno: desempleo, desigualdad social, sostenibilidad medioambiental, corrupción, etc.

Penalización a las marcas

Destaca el papel participativo que los ciudadanos se otorgan a sí mismos como agentes responsables: un 70% opina que los ciudadanos son el tercer actor social que debe asumir una mayor responsabilidad ante los desafíos que plantea la sociedad. Los medios de comunicación se convierten en el cuarto agente más influyente, seguido del grupo asociativo (ONGs, asociaciones, fundaciones) que se sitúa en el quinto lugar.

El 63% de consumidores penaliza a las marcas que no considera responsables: el 50% deja de adquirir el producto o servicio en cuestión, el 10% hace críticas negativas sobre el producto en foros y redes sociales y el 3% lleva a cabo iniciativas de reivindicación como firmas o protestas en contra de la marca. En comparación con el año anterior, el consumo responsable ha aumentado un punto porcentual con respecto al año pasado.

Los jóvenes, los más críticos

Destaca también en este informe el hecho de que las generaciones más jóvenes sean las más exigentes con el comportamiento de las marcas. Un 70% de los consumidores entre 18 y 35 años sancionan a las marcas más responsables, mientras que la cifra desciende al 52% a partir de esa edad.

Las prácticas responsables que más se valoran son la conciliación, la contratación de personas con discapacidad y el voluntariado corporativo. Sin embargo, un 56% cree que las organizaciones nacionales se sitúan a la cola de las europeas en materia de responsabilidad social corporativa.

Resumen
Título
Los jóvenes, los más exigentes ante la compra responsable
Descripción
Los consumidores de nueva generación son catalogados como críticos que valoran cada vez más el comportamiento ético de las marcas y la compra responsable.
Autor