Las redes sociales se han llenado de hashtags relacionados con comida y los ‘foodfies’ —selfies de lo que comemos— protagonizan los timelines de las redes. De hecho, los contenidos asociados a gastronomía ocupan el cuarto lugar en popularidad en las redes sociales, según el VI Estudio Redes Sociales de IAB Spain.

Ante el significativo aumento de este tipo de contenidos en las plataformas digitales, Angulas Aguinaga ha realizado un análisis de estas temáticas para definir los distintos interlocutores y las motivaciones gastronómicas que les inspiran, creando un mapa de foodies, en función de sus gustos. Y, siempre según este análisis, habría seis categorías de nuevos foodies:

Sofisticadores. Son personas que buscan experiencias sensoriales originales y distintas. Ven la gastronomía como un espacio de ocio, y además son muy sociales, por lo que les gusta mostrar sus experiencias. Utilizan las redes para encontrar inspiración y anticiparse a las tendencias: buscan información, leen y comparten desde el ego.

Slowconsumers. Creen en una vida pausada, consciente y sostenible. La gestión del tiempo es un factor importante, por lo que prefieren invertir pocas horas en la cocina y que estas sean muy eficientes. Exigen platos elaborados y naturales. Adoran la gastrobotánica, los alimentos sostenibles y ecológicos, y defienden el consumo local, los productos artesanales y los alimentos con historia.

Healthy lovers. Este grupo asocia la salud al consumo de alimentos y se fijan en sus propiedades y beneficios nutricionales. No dedican mucho tiempo a la cocina, pero apuestan por los alimentos más frescos y naturales. A menudo practican deporte, vigilan su salud y emplean las redes para buscar nuevas ideas y reafirmar su estilo de vida.

Anfitriones. Es un grupo que realmente disfruta de la gastronomía como fuente de entretenimiento. Les gusta cocinar para los demás y sorprender a sus amigos con platos elaborados y reuniones sobre la mesa. Son inquietos e innovadores y por ello, usan las redes para buscar novedades y compartir sus ideas.

Simplificadores. Buscan productos simples que les hagan más sencillo su día a día, “Made it simple”. Creen fielmente en la vuelta a lo básico y no les interesan los ornamentos innecesarios, aunque tampoco rechazan la creatividad. En redes buscan ideas, pero no dedican mucho tiempo a participar.

Economicoeficientes. Apuestan por los productos ricos a un precio razonable. Les gusta el concepto de cómo hacer platos ricos en poco tiempo y que parezcan sofisticados. Son rastreadores de propuestas sencillas, pero no participan mucho en redes sociales.

Resumen
Título
Los nuevos foodies: por sus gustos les conocerás
Descripción
Las redes sociales se han llenado de hashtags relacionados con comida y los ‘foodfies’ —selfies de lo que comemos— protagonizan los timelines de las redes.
Autor