Gallina Blanca ha enriquecido su ya tradicional gama de cremas caseras con nuevos lanzamientos —Crema Casera Mediterránea, de Pollo con Verduras, y de Zanahoria y Calabaza con quesito—, unas sugerentes recetas que se unen a la variedad actual de la marca, ayudando así a que todos en casa disfruten comiendo verdura.

Las verduras utilizadas en estas cremas caseras proceden principalmente de la huerta extremeña, aunque con el fin de obtener la mejor cosecha y calidad según la época del año y en base a la climatología, las verduras y hortalizas pueden provenir también de otras zonas de España como Levante, Castilla la Mancha, Andalucía, Navarra y La Rioja.

Tras la recolección, las cremas se elaboran en su planta Extremeña de Miajadas, donde la marca impulsa, junto con la Asociación Plena Inclusión de Montijo, un proyecto de integración laboral en el que personas con discapacidad intelectual o del desarrollo cultivan calabazas y calabacines para su posterior elaboración en cremas.

Seis trucos de Diego Guerrero

Y, para que al utilizarlas en nuestras cocinas nos sintamos más creativos, el chef Diego Guerrero (DSTAgE, Madrid, dos estrellas Michelin) propone seis trucos que suponen otras tantas alternativas a los picatostes de toda la vida para hacer estos platos más divertidos:

Crema de calabaza. Si te gustan los contrastes, prueba una crema de calabaza con unos mejillones escabechados.

Crema de pollo con verduras. Realza el sabor de este tipo de crema y juega con la variedad de texturas añadiendo por encima unas sencillas y crujientes pieles de pollo fritas.

Crema de calabacín con quesito. Prueba el resultado de añadir un puñadito de tomates cherry a la crema de calabacín con quesito. Para ello, escalda los tomatitos previamente y pélalos, y añade una pizca de sal y de azúcar.

Crema mediterránea. Esta crema se caracteriza por su sabor suave y dulce, que se complementa a la perfección con un tapenade de aceitunas y anchoas con un toque de orégano. Un dúo perfecto y de lo más mediterráneo.

Crema de zanahoria y calabaza con quesito. Si te gusta el picante, aviva esta crema de zanahoria y calabaza con quesito con unos chicharrones especiados con valentina (salsa mexicana picante) dándole, además, un toque crujiente.

Crema de verduras. Potencia el sabor de la crema de verduras con unas verduritas cortadas en juliana y fritas, o a la plancha, una alternativa fácil y rápida a los picatostes de siempre.

Resumen
Título
Seis trucos de Diego Guerrero para ‘animar’ las cremas de verduras
Descripción
Diego Guerrero (DSTAgE, Madrid, dos estrellas Michelin) propone seis trucos para 'animar' las cremas de verduras, que suponen otras tantas alternativas a los picatostes de toda la vida para hacer estos platos más divertidos.
Autor