La localidad alicantina de Villajoyosa celebra, hasta el 16 de octubre, su primera Semana del Arroz, unas fechas en las que 22 restaurantes de la localidad ofrecerán diferentes recetas tradicionales que recuperan elaboraciones, en muchos casos casi olvidadas, de este típico producto de la zona. Las 22 recetas que se ofrecerán en la primera edición […]

La localidad alicantina de Villajoyosa celebra, hasta el 16 de octubre, su primera Semana del Arroz, unas fechas en las que 22 restaurantes de la localidad ofrecerán diferentes recetas tradicionales que recuperan elaboraciones, en muchos casos casi olvidadas, de este típico producto de la zona.

Las 22 recetas que se ofrecerán en la primera edición de la Semana del Arroz –que serán elaboradas por los mejores chefs de la localidad y ofrecidas a precios entre los 8 y los 12 euros- han sido elegidas entre los diversos recetarios de la zona.

Una nueva iniciativa de La Vila Gastronómica responde a objetivos como el de recuperar y dar a conocer las recetas de arroz de la cocina local, evitando que las recetas de las abuelas se pierdan y, por otro lado, ayudar a dinamizar la economía local en temporada media.

Recetas rescatadas de la tradición oral y el legado familiar

En el acto de presentación del evento, la concejala de Comercio y Turismo del Ayuntamiento de Villajoyosa, Xaro Escrig, señalaba que “la Setmana de l´arròs tiene como hilo conductor los diferentes arroces de nuestro recetario, plato fuerte de la gastronomía vilera, y como base los mariscos y pescados de nuestras aguas y las verduras de las huertas locales siempre con tintes de innovación y con las notas propias de cada autor. Las 22 recetas que se ofrecerán en la primera edición se han elegido rescatándolas de la tradición oral y el legado familiar, por ello quiero invitar a todos los vecinos, visitantes y turistas de toda al comarca a que vengan a conocer la rica tradición arrocera de La Vila”.

Pescados y verduras de la zona

La Semana del Arroz centra sus esfuerzos en la recuperación de unos tipos de pescados – como el “congre”, la “mussola”, la “letxola”, la “rajà” o “l´agulla”- que se utilizaban antiguamente y aún hoy se utilizan con frecuencia en las cocinas de las casas, sobre todo por parte de las abuelas, pero que comercialmente no tienen una salida fácil en las cartas de los restaurantes al público.

Además, los arroces tienen también como base las verduras de temporada, como calabazas o ajos tiernos, que se cultivan muchas veces de forma casi artesanal en las llamadas “casetas”  o casa de campo típicas de La Vila.