El chorizo de León es un embutido curado, sometido opcionalmente a un proceso de ahumado, elaborado a partir de lo mejor del cerdo blanco, un producto que, junto a la morcilla y la cecina forma el trío de sabrosos embutidos más representativos de la rica despensa leonesa.

El componente básico es carne fresca de cerdo de razas blancas, machos castrados y hembras, correspondientes a los despieces de jamón, paleta, aguja, papada, panceta y tocino dorsal, que mediante un cuidadoso proceso de elaboración, unido a las cualidades de las materias primas, determinan la calidad tradicional de este producto, en particular su sabor y aroma característicos.

El periodo mínimo de curación para su puesta en el mercado es de 30 días. La forma más habitual de consumir es: base imprescindible del picadillo, en rodajas en el tapeo, como ingrediente del bocadillo, con patatas, guisado al vino, en croqueta o en tortilla, con lentejas, con Alubias de La Bañeza, en empanada, en pizza… O bien como ingrediente de propuestas gastronómicas como este Buñuelo de Chorizo de León, una receta de Juan José Losada Chacón (Restaurante Pablo, León), ofrecida por la Marca Colectiva Chorizo de León.

Buñuelos de chorizo y huevo

INGREDIENTES

Para 4 raciones

  • 4 rodajas de chorizo de León
  • 50 g de harina de trigo
  • 1 huevo entero
  • 20 g de yema pasteurizada
  • 25 g de agua
  • 7 g de miel
  • Aceite de oliva
  • Sal

ELABORACIÓN

Antes de nada, congelamos la yema pasteurizada, en esferas, durante unas 10 horas.

Batimos todos los ingredientes, menos la yema pasteurizada, hasta que quede una masa homogénea, y cuando esté dejamos reposar en frio 2 horas.

Calentamos aceite a 180 °C, pasamos las esferas por la masa y freímos.

A la hora de servir, colocamos los buñuelos en un plato y, por encima —con los buñuelos en caliente— las láminas de Chorizo de León.

Chorizo de León

El chorizo de León es un embutido de excelente calidad y larga tradición por esas tierras, que ha perdurado hasta nuestros días fiel a su esencia: calidad de la materia prima, cuidada elaboración y un clima continental frio y seco que acompaña en su proceso de curación.

A pesar de ser un producto que no precisa más que un cuchillo de corte para su consumo —si acaso un buen pan de leña como compañía— su prolongada existencia en despensas y desvanes ha propiciado su incorporación a un buen número de platos tradicionales y, en los últimos tiempos, a la cocina de vanguardia.

Buñuelos de chorizo y huevo
79%Nota Final
Puntuación de los lectores 0 Votos
0%
Resumen
recipe image
Nombre receta
Buñuelos de chorizo y huevo
Publicado el...