Los testimonios más antiguos sobre la celebración del Carnaval de Badajoz se remontan al siglo XVIII, aunque es un siglo después, en el XIX, cuando esta fiesta se consolida como una verdadera celebración popular, conviviendo el carnaval callejero con los bailes de máscaras en salones públicos y privados.

Y ahora, el Carnaval de Badajoz ha obtenido el reconocimiento de Fiesta de Interés Turístico Internacional con la firma de la declaración por parte del secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés, tras comprobar que la solicitud cursada por el Ayuntamiento del municipio cumple con todos los requisitos necesarios. “Estos festejos, sin duda unos de los más importantes de España, representan un valioso activo para nuestra imagen turística en el exterior y suponen un potente recurso para que Extremadura pueda atraer visitantes, nacionales e internacionales, fuera de la temporada alta. Esperamos que la declaración ayude a revitalizar el Carnaval de Badajoz tras un año de ausencia debido a la pandemia”, comenta Fernando Valdés.

Fiesta de Interés Turístico Internacional

Para obtener el reconocimiento de Fiesta de Interés Internacional es preciso contar previamente con la distinción de Fiesta de Interés Nacional, debiendo acreditar el origen, antigüedad y raigambre tradicional de la fiesta, al igual que su originalidad, valor cultural, el alto grado de participación ciudadana y su gran alcance como atractivo turístico. También es necesario demostrar que se trata de una festividad que se viene celebrando de manera continuada en el tiempo, sin interrupciones que superen los cinco años entre una edición y otra, y probar que la localidad cuenta con establecimientos suficientes, tanto de alojamiento como de otros servicios, para recibir la afluencia prevista de visitantes y turistas. Además se exige haber conseguido un mínimo de diez impactos relevantes, no meras menciones, sino un tratamiento específico de la fiesta, en medios de comunicación de uno o varios países extranjeros.

Carnaval de Badajoz

Los testimonios más antiguos sobre la celebración de esta fiesta se remontan al siglo XVIII, si bien es en el siglo XIX cuando el Carnaval de Badajoz se consolida como fiesta popular, conviviendo el carnaval callejero con los bailes de máscaras en salones públicos y privados.

Es tal el arraigo popular de la fiesta que incluso cuando estuvo prohibida durante el régimen de Francisco Franco, los pacenses celebraban pequeñas fiestas en su casa con algún disfraz improvisado. Con la llegada de la democracia, el Carnaval vivió un nuevo resurgir gracias a un grupo de artistas y estudiantes encabezados por José Manuel Villafaina.

El denominado a partir de entonces Carnaval nuevo adquiere notoriedad en España y Portugal en la década de los 80 del siglo pasado gracias a una importante campaña de promoción nacional que culminó con la participación como pregoneros de las fiestas de cómicos tan populares como Gomaespuma, Tip y Coll y Maricarmen y sus muñecos. En 1996, el Carnaval obtiene el reconocimiento de Fiesta de Interés Turístico Regional y en 2011 es declarado Fiesta de Interés Turístico Nacional. Desde 2007, Badajoz cuenta con su propio Museo del Carnaval.

Resumen
El Carnaval de Badajoz, Fiesta de Interés Turístico Internacional
Título
El Carnaval de Badajoz, Fiesta de Interés Turístico Internacional
Descripción
Los testimonios más antiguos sobre el Carnaval de Badajoz se remontan al siglo XVIII, aunque es en el XIX cuando esta fiesta se consolida como una verdadera celebración popular, conviviendo el carnaval callejero con los bailes de máscaras en salones públicos y privados.
Autor