La gastronomía asturiana es muy rica y combina equilibradamente tradición e innovación en todo tipo de platos y creaciones. Una de las mayores riquezas de la Asturias gastronómica es la despensa de la tierra y del mar, además de los sabrosos y sanos productos que se elaboran en casa, sobre la base de las razas autóctonas.

Asturias es huerta, con la faba como reina, producto autóctono que es la base principal del plato de cuchara más emblemático de Asturias: la fabada. La riqueza de la huerta astur hace que los platos de cuchara, ideales para el otoño-invierno sean de excepcional calidad y muy variados: las distintas versiones de la fabada o del pote constituyen un mundo de posibilidades donde también tiene cabida las cebollas o los pimientos rellenos… u otros platos donde se incorpora también el tenedor, pero donde la excelencia de la huerta es la verdadera protagonista.

Pero, además, Asturias cuenta con más de 300 kilómetros de costa, que son su balcón y escaparate al mar y a los alimentos que de ella surgen. Los pescados y mariscos de esta región tienen merecida fama, por su excepcional calidad y por algunas peculiaridades, que van desde las artes de pesca hasta la forma de condimentarlos o degustarlos.

También la carne asturiana tiene reconocido prestigio y calidad. Razas autóctonas de bovino como la Asturiana de los Valles como la de la Montaña que se alimentan de pastos muy nutritivos y naturales y otras razas autóctonas como el gochu asturcelta, la pita pinta, el pitu de caleya y la oveya xalda. En definitiva, una tierra rica y fértil con productos que dan lugar a platos tan singulares como estas Casadielles, una receta de las sidrerías Tierra Astur ofrecida por Turismo de Asturias.

Casadielles asturianas

INGREDIENTES

  • 400 g de harina integral de escanda ecológica Speltastur
  • 150 g de vino blanco DOP Cangas Monasterio de Corias
  • 200 g de nueces
  • 50 g de aceite de oliva virgen extra
  • 1 huevo
  • 4 cucharitas de café de anís
  • 6 cucharitas pequeñas de leche
  • 1 cucharita pequeña de levadura
  • Sal
  • Azúcar
  • Aceite de oliva virgen extra

ELABORACIÓN

En un bol grande mezclamos el aceite, la yema, el vino blanco y la sal y removemos hasta conseguir una mezcla uniforme.

Mezclamos la harina integral de escanda con la levadura, y el resultado lo disolveremos muy poco a poco en el bol con la mezcla anterior, sin dejar de remover para evitar que se produzcan grumos., hasta conseguir una masa compacta (para evitar que la masa deje de estar pegajosa, si después de un rato amasando lo sigue siendo, podemos añadir poco a poco harina para conseguir más consistencia).

Envolvemos la bola en papel film y la dejamos en la nevera para enfriar durante 2 horas.

Para el relleno de las, pelamos, limpiamos y trituramos las nueces, las colocamos en un bol, añadimos el anís, la leche y un poco de azúcar, removemos hasta que quede una pasta, y dejamos reposar dos horas.

Pasado ese tiempo, con un rodillo extendemos la masa sobre una superficie previamente enharinada y cortamos pequeñas porciones de aproximadamente 15×12. En cada porción disponemos una pequeña bolita de relleno y enrollamos la masa como haríamos con una empanadilla, cerrando los bordes con un tenedor.

Calentamos el aceite de oliva virgen extra en una sartén y vamos friendo las casadielles —es muy importante esperar hasta que el aceite haya calentado para introducirlas— hasta que cojan un tono dorado, con cuidado de no quemarlas.

Cuando estén, las sacamos a un plato con papel absorvente y espolvoreamos azúcar por encima, y servimos cuando se hayan enfriado.

Casadielles asturianas
80%Nota Final
Puntuación de los lectores 0 Votos
0%
Resumen
recipe image
Nombre receta
Casadielles asturianas
Publicado el...
Calificación
31star1star1stargraygray Based on 2 Review(s)