Pan por fuera y cruasán por dentro. Dos productos clásicos, el pan y el cruasán, reinventados en una nueva opción de pan de molde con todo el sabor y la textura crujiente de la clásica y popular receta del cruasán, una de las piezas de bollería más consumidas.

La iniciativa viene de la mano de Bimbo, que acaba de sacar al mercado Cruapán, una curiosa y sabrosa innovación que fusiona lo mejor de dos mundos: el pan y el cruasán, una disruptiva fusión con la que el grupo internacional de alimentación quiere innovar la categoría de pan y bollería ofreciendo una nueva versión del cruasán, con todo el sabor y la textura del hojaldre, en un formato más práctico y divertido para reinventar los desayunos y meriendas en familia.

Un producto que la compañía plantea como “la oportunidad perfecta para disfrutar de las ocasiones de placer del día a día en el hogar, romper con la rutina y elevar el momento del desayuno y la merienda”. Para su desarrollo y fabricación de este nuevo lanzamiento se ha incorporado una nueva línea de producción en la planta de Bimbo en la localidad vallisoletana de Medina del Campo.

Un poco de historia

A pesar de la creencia popular, el croissant no es un dulce francés. Se ha escrito mucho sobre su origen ya que la costumbre de elaborar pastelitos con forma de medialuna curva remonta a una tradición milenaria, que perdura hoy en día en pasteles dulces como el tchareke de Argelia o el kaab el ghzal de Marruecos.

Según la leyenda más divulgada, el croissant nace en Viena a finales del siglo XVII. Tras varios intentos fallidos de asaltar la ciudad por parte del imperio Otomano, los panaderos vieneses descubrieron la intención de entrar en la capital a través de un túnel subterráneo, que se realizaba de noche. Tras las expulsión definitiva del ejército enemigo y como símbolo de victoria, los pasteleros empezaron a elaborar dulces con formas de media luna.

Resumen
¿Cruasan con forma de pan o pan con sabor a cruasan?
Título
¿Cruasan con forma de pan o pan con sabor a cruasan?
Descripción
Pan por fuera y cruasán por dentro. Dos productos clásicos, el pan y el cruasán, reinventados en una nueva opción de pan de molde con todo el sabor y la textura crujiente de la clásica y popular receta del cruasán, una de las piezas de bollería más consumidas.
Autor