Durante este 2024, la Inteligencia Artificial Generativa —línea de IA capaz de crear ideas y contenidos nuevos— será protagonista junto con la edición genética y sus aplicaciones en la medicina de precisión, la biología sintética, por lo que facilitará la generación de nuevos ingredientes para el sector alimentario y principios bioactivos para el sector farmacéutico.

Así lo aseguran desde el Centro Tecnológico Eurecat, cuyo director científico del Área de Biotecnología, Francesc Puiggròs, explica que, “la capacidad de la Inteligencia Artificial Generativa para ir más allá del uso de algoritmos definidos y patrones existentes, y poder utilizar redes neuronales de aprendizaje automático para generar un contenido que simula la creatividad humana, será clave para aplicar al Big Data del sector salud, interpretar las ingentes cantidades de datos biológicos disponibles y acelerar la innovación en el sector de la salud” .

En este sentido, Francesc Puiggròs destaca, entre otros ejemplos, el potencial para la automatización de procesos para acelerar el descubrimiento de principios biológicos para ser aplicados al sector alimentario o farmacéutico y el análisis automático de texto científico para optimizar el diseño experimental para validarlos. Y también incide en el recorrido que esta tecnología abre «para el descubrimiento de nuevos productos eficientes para el bienestar humano o la detección y clasificación de imágenes para detectar, diagnosticar y tratar, en un tiempo hasta ahora impensable, gradaciones de tumores o los síntomas de patologías incipientes”.

Inteligencia Artificial generativa y nuevos ingredientes alimentarios

En lo que se refiere a las tecnologías de secuenciación, permiten al sector empresarial comprender mejor los genomas y poder hacer uso de técnicas como el CRISPR —instrumento de laboratorio para cambiar o editar piezas del ADN de una célula— que mejoran la precisión de la edición genética, de modo que abren las aplicaciones en terapia génica, en el uso de microorganismos como ‘fábricas dirigidas’ de moléculas que se convertirán en activos comerciales.

“En este apartado, pese a que todavía es incipiente y que también debe contextualizar su marco normativo, 2024 debe ser un año donde se incremente el conocimiento de esta tecnología y sus aplicaciones en medicina de precisión, biología sintética y generación de nuevos ingredientes y principios activos para utilizar en el sector alimentario, el médico y, en general, para el sector de la biotecnología empresarial”, destaca Francesc Puiggròs.

Resumen
Inteligencia Artificial generativa para la creación de nuevos ingredientes alimentarios
Título
Inteligencia Artificial generativa para la creación de nuevos ingredientes alimentarios
Descripción
Durante este 2024, la Inteligencia Artificial Generativa será protagonista junto con la edición genética y sus aplicaciones en la medicina de precisión, la biología sintética, por lo que facilitará la generación de nuevos ingredientes para el sector alimentario y principios bioactivos para el sector farmacéutico.
Autor