«A lo largo de la próxima década, y como consecuencia se la creciente demanda de alimentos de origen vegetal, el consumo de carne se reducirá entre un uno y un dos por ciento, mientras que el número de cerdos y vacas en ganaderías de Europa Occidental disminuirá un veinte por ciento en el mismo periodo».

Al menos esta es la opinión de Ronald Lotgerink, CEO de Vion NV, grupo con sede en países Bajos que produce carne y productos cárnicos y opera internacionalmente, en una entrevista sobre el futuro de la ganadería al periódico holandés Het Financieele Dagblad que recoge y analiza ProVeg, organización internacional por la conciencia alimentaria.

Según este diario, Vion sería la primera gran compañía agroindustrial holandesa en hacer una predicción de las consecuencias del cambio climático y la modificación en el comportamiento de los consumidores —la caída en el consumo no solo tendrá lugar en los Países Bajos sino también en uno de sus más importantes mercados, Alemania— aunque los responsables de la empresa esperan que se pueda compensar la contracción de la actividad ganadera con la expansión de las alternativas vegetales a la carne, un sector de mercado que prevén que crecerá en Países Bajos y Alemania de un seis a un ocho por ciento en los próximos años.

“No es una sorpresa que algunos de los más grandes proveedores de carne estén empezando a predecir dramáticos cambios en sus mercados. Ya hemos visto compañías como Cargill —uno de los procesadores de carne más grandes de América del Norte— y Tyson invierten con fuerza en Beyond Meat, y esta predicción de Vion confirma lo que la industria ha sabido que está sucediendo desde hace algún tiempo, que la carne se está alejando del menú de manera lenta pero segura”, comenta Cristina Rodrigo, directora de ProVeg España.

El futuro de la ganadería

En este sentido, el informe de la Comisión EAT-Lancet ya establecía que lograr la transformación necesaria para alimentar a 10.000 millones de personas para 2050 requerirá una reducción del cincuenta por ciento en el consumo global de carnes rojas y azúcares.

Y si a esto añadimos las recomendaciones del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático y la conciencia cada vez mayor, a nivel mundial, sobre el coste real que nuestros hábitos alimenticios tienen sobre el clima, el medio ambiente, los recursos y los animales, según ProVeg “es hora de que las empresas cárnicas y la industria agrícola avancen con los tiempos, y comiencen la transición hacia un mundo donde las personas eligen alimentos deliciosos y saludables que son buenos para los humanos, los animales y nuestro planeta”.

Resumen
Sobre la creciente demanda de alimentos vegetales y el futuro de la ganadería
Título
Sobre la creciente demanda de alimentos vegetales y el futuro de la ganadería
Descripción
"A lo largo de la próxima década, y como consecuencia se la creciente demanda de alimentos de origen vegetal, el consumo de carne se reducirá entre un uno y un dos por ciento, mientras que el número de cerdos y vacas en ganaderías de Europa Occidental disminuirá un veinte por ciento en el mismo periodo".
Autor