Por primera vez en su historia, el prestigioso Hotel Ritz de Madrid pone en marcha una idea revolucionaria en el centenario establecimiento: la primera carta de tapas de su mítico Jardín, desde su inauguración en 1910 por expreso deseo del Rey Alfonso XIII. Las cremas frías, ensaladas, coqueterías, de la huerta, del mar, nuestras carnes […]

Por primera vez en su historia, el prestigioso Hotel Ritz de Madrid pone en marcha una idea revolucionaria en el centenario establecimiento: la primera carta de tapas de su mítico Jardín, desde su inauguración en 1910 por expreso deseo del Rey Alfonso XIII.

Las cremas frías, ensaladas, coqueterías, de la huerta, del mar, nuestras carnes se conviven con los cafés y tés fríos, vinos, champagnes formarán parte de una amplia propuesta de coctelería, con y sin alcohol, además de la carta de Gin Tonic.

“Desde el primer momento lo vi claro, había que diferenciar el ambiente del Jardín y el de la Terraza. Uno, puramente gastronómico y otro más distendido e informal, el sitio al que apetece ir a tapear con los amigos o disfrutar de una noche de verano con tu pareja. El nuevo concepto de nuestra carta de tapas del Jardín mantiene la calidad del servicio y de la materia prima”, asegura Christian Tavelli, director general del establecimiento.

Por su parte, el chef del hotel, Jorge González, de sólida formación clásica en la cocina vasca y francesa comenta: “El diseño de una nueva carta ha sido todo un reto, crear algo divertido, joven, dinámico e informal, unir los clásicos imprescindibles y los nuevos platos, algo para picar y cenar con profundas raíces gastronómicas a la altura de las mayores expectativas. Además ofrecemos un valor añadido, un menú degustación de 8 tapas por 40 euros”.

Un poco de historia

Un palacio barroco situado en el corazón de Madrid, el Hotel Ritz by Belmond se encuentra dentro del Triángulo de Oro a tan solo un corto paseo de las mayores instituciones culturales —Museo del Prado, Museo Thyssen-Bornemisza, Centro de Arte Reina Sofía…—, los mejores restaurantes y centros de negocios y las tiendas de la ciudad.

Construido en 1910 siguiendo los deseos del Rey Alfonso XIII, este hotel estableció a Madrid como una de las grandes ciudades europeas; desde su inauguración le ha dado la bienvenida a diversas casas aristocráticas, así como a los más altos mandatarios, ofreciendo siempre un servicio y lujo exquisito.

Los restaurantes y bares del hotel son el lugar habitual de reunión de la alta sociedad y su terraza ajardinada es especialmente popular durante los meses de verano, donde se puede degustar el tradicional Brunch dominical, tras un agradable paseo en el Parque de Retiro.

 

Artículos relacionados

El Hotel Ritz, Gran Cruz del 2 de Mayo

Cata solidaria de tempranillos en el Ritz


{jathumbnail off}