“En una época como esta, en la que las familias se ven obligadas a reducir el gasto en alimentación, continuamos apoyando la idea de que nuestros productos —los caramelos y los chicles, los turrones y los mazapanes, las galletas, la bollería, la pastelería, el cacao y el chocolate— son un aliciente a la felicidad diaria […]

“En una época como esta, en la que las familias se ven obligadas a reducir el gasto en alimentación, continuamos apoyando la idea de que nuestros productos —los caramelos y los chicles, los turrones y los mazapanes, las galletas, la bollería, la pastelería, el cacao y el chocolate— son un aliciente a la felicidad diaria de todos nosotros”.

Así presentaba ayer martes la Asociación Española del Dulce (Produlce) los datos del sector correspondientes a 2012, entre los que destaca un ligero aumento de las ventas en el mercado nacional (1,2% en volumen y 0,3% en valor), si bien el comportamiento de las diferentes categorías ha sido algo diferente: mientras que algunas incrementaron sus ventas a lo largo del pasado año otras debieron compensar el retroceso del consumo interno con el aumento en las exportaciones.

Los datos de venta globales, que incluyen tanto el mercado nacional como las exportaciones, aumentaron un total de un 3,1% y un 1,4%, en volumen y valor, respectivamente. El sector del dulce generó un volumen de ventas anual de 4.326 millones de euros en 2012, de los cuales 3.292 millones corresponden al mercado nacional, que experimentó un pequeño crecimiento del 0,3% en valor. En cuanto a volumen, el sector también registró un comportamiento positivo con un aumento de un 3,1%, alcanzando un volumen de producción 1.241.544 de toneladas.

Las exportaciones

En cuanto a las exportaciones, según las estimaciones de la Asociación las ventas aumentaron en un 5,2% (un 7,7% en cuanto a toneladas exportadas en 2012 frente a las de 2011), un dato que demuestra la importancia de este mercado. De hecho, casi el 32% de la producción española se dirige a mercados exteriores, porcentaje que varía mucho de una categoría a otra.

En este sentido, la propensión a la exportación en las categorías de caramelos y chicles es de un 52,49%, un 12,58% para turrones y mazapanes, un 22,93% para el cacao y chocolate, para galletas es de un 35,76%, mientras que para las categorías de pastelería y bollería es de un 5,15%.

El principal mercado continúa siendo la Unión Europea, con un 73% del total, aunque con una mayor tendencia hacia la exportación a terceros países, con un 27% en 2012 frente al 25% del año 2011.

 

Artículos relacionados

‘Diseña en Dulce’, la repostería de diseño estrena salón

El juego de aromas de cocina de El Celler de Can Roca

Diez maneras de endulzar, sin azúcar ni edulcorantes

Novedosos ingredientes que ayudan a cocinar

Alain Ducasse abre una fábrica de chocolate en París

Lectura insólita de Paco Torreblanca

‘Expoclausura’: la repostería artesanal de conventos y monasterios

Cinco de los mejores cócteles agridulces

Una máquina que separa por colores los M&Ms

¿Cómo se hace una hamburguesa de chocolate?


{jathumbnail off}