El jamón curado, especialmente el jamón serrano, forma parte de la historia de España como uno de los elementos esenciales de su contexto cultural, probablemente desde los tiempos de los antiguos celtas, para los que el cerdo era un producto básico en su alimentación, llegando incluso a considerarse un objeto de culto.

Posteriormente, los romanos, respetuosos de las culturas y tradiciones presentes en los territorios que incorporaban a su Imperio, lo incorporaron a sus hábitos culinarios y hasta crearon monedas con la forma de una punta de jamón. Durante la Edad Media y la Edad Moderna se siguió consumiendo cerdo en abundancia, en forma de carne o de embutidos, debido a la facilidad de su cría, al carácter omnívoro de su alimentación y a la rapidez de su reproducción. De hecho, la matanza del cerdo ha sido, en toda Europa, una de las grandes fiestas sociales del mundo rural.

Finalmente, el jamón serrano alcanza su esplendor en el siglo XIX y la primera mitad del XX, gracias al desarrollo de la técnica de la preparación de productos cárnicos, todo ello impulsado con la industrialización y la liberalización del comercio europeo. Y ya más recientemente, en 1990, las más importantes compañías del sector cárnico español se agruparon en el Consorcio del Jamón Serrano Español es una asociación voluntaria de empresas españolas unidas con el objetivo de homologar un jamón serrano exclusivo y de alta calidad, un producto tan versátil que también en la cocina da lugar a elaboraciones tan sabrosas como esta Tapa del Consorcio, una receta ofrecida por Consorcio Serrano.

Pan de pueblo con jamón, calabacín y crema de piquillos

INGREDIENTES

Para 4 personas

  • 4 rebanadas de pan de pueblo
  • 4 lonchas de jamón serrano
  • 4 pimientos de piquillo
  • 1 calabacín
  • Aceitunas negras
  • Aceite
  • Sal

ELABORACIÓN

Por un lado, trituramos los pimientos de piquillo con un poco de aceite y sal, hasta obtener una mezcla con textura de crema.

Por otra parte, limpiamos el calabacín, lo cortamos en rodajas, y las saltemos en una sartén o parrilla.

A la hora de montar el plato, untamos el pan con la crema de piquillos, colocamos una rodaja de calabacín y una loncha de jamón serrano y, finalmente, condimentamos la tapa con aliño de aceite de oliva y aceituna negra picada.

Pan de pueblo con jamón, calabacín y crema de piquillos
78%Nota Final
Puntuación de los lectores 1 Voto
98%
Resumen
recipe image
Nombre receta
Pan de pueblo con jamón, calabacín y crema de piquillos
Publicado el...
Calificación
41star1star1star1stargray Based on 2 Review(s)