Ferran Adrià ha presentado recientemente en el Hospital Sant Andreu de Manresa (Barcelona), el resultado de un proyecto gracias al cual se beneficiarán casi la mitad de los pacientes de este centro hospitalario, puesto que permitirá degustar nuevas texturas y disfrutar de platos nutricionalmente muy completos -como pollo con samfaina, tortilla de patatas, arroz a […]

Ferran Adrià ha presentado recientemente en el Hospital Sant Andreu de Manresa (Barcelona), el resultado de un proyecto gracias al cual se beneficiarán casi la mitad de los pacientes de este centro hospitalario, puesto que permitirá degustar nuevas texturas y disfrutar de platos nutricionalmente muy completos -como pollo con samfaina, tortilla de patatas, arroz a la cazuela, e incluso platos tradicionales como la escudella catalana- a pacientes con dificultades para masticar.

El proyecto, impulsado por la Fundación Alicia, un organismo promovido por el propio Adrià y el cardiólogo Valentí Fuster y destinado a promover hábitos de alimentación saludables- y la Fundación Sociosanitaria de Manresa, ha dado como resultado práctico un nuevo tipo de comida triturada que respeta los sabores y aromas de los alimentos pero con una facilidad de ingesta muy superior a la de su estado natural.

Esperanza en el futuro

Ferrán Adriá expresó su emoción al constatar el éxito del proyecto, del que de momento se benefician un buen número de pacientes de este centro hospitalario barcelonés y del que espera que en un futuro próximo pueda estar también disponible en otros hospitales con enfermos en una situación sanitaria similar a estos.