La Xylella fastidiosa, una bacteria que afecta gravemente a olivos y almendros, entre otras especies, ha desembarcado finalmente en la Península Ibérica. Los agricultores se confiesan atemorizados por los efectos que pueda provocar esta plaga que lleva varios años extendiéndose por el Mediterráneo.

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha trasladado el temor de sus afiliados y afiliadas ante una bacteria que puede convertirse en plaga —que afecta a cultivos leñosos, especialmente el olivar y el almendro—, y generar un grave perjuicio económico si no se actúa “pronto, con inteligencia y de forma coordinada”.

“El Ministerio de Agricultura debe coordinar un plan de acción urgente contra la Xylella en el que participen las Comunidades Autónomas y las organizaciones agrarias. Todas las visiones son necesarias para frenar una plaga que lleva varios años expandiéndose por el Mediterráneo, desde Italia hasta Baleares y finalmente hasta Alicante, donde se confirmó su presencia el pasado viernes”, afirman desde UPA, que pide que se articule un plan de ayudas directas para los agricultores que sufran arranques en sus explotaciones por la presencia de infección de Xylella.

“Esta plaga puede incluso causar la muerte de los árboles afectados, por lo que las pérdidas, teniendo en cuenta que hablamos de cultivos leñosos que tardan años en producir, pueden ser inmensas, comentan desde la organización agraria, puntualizando que esta plaga en ningún caso afecta a los humanos, pero genera un daño muy grave a las plantas, llegando a destruir toda la producción.

La Unión de Pequeños Agricultores ha hecho un llamamiento para que se impulsen los proyectos de investigación y se logre descubrir un tratamiento para esta enfermedad vegetal que, hoy por hoy, no tiene más tratamiento que el arranque de los árboles infectados.

Xylella fastidiosa en Baleares

Ya en febrero de este año, el Colegio de Ingenieros Agrónomos de Levante (COIAL), pedía prudencia y planificación para abordar el brote de Xylella fastidiosa que ya se había detectado en Baleares: “La enfermedad ha venido para quedarse y hemos de aprender a convivir con ella, como llevan sesenta años haciendo en Estados Unidos”, aseguraban, pidiendo que se dejara en manos de especialistas la estrategia para evitar su propagación.

Los ingenieros agrónomos pedían entonces, a través de un comunicado, “cordura, tranquilidad y prudencia” ante la detección de la bacteria Xylella fastidiosa en casi un centenar de especies vegetales ubicadas en las Islas Baleares, concretamente en Mallorca e Ibiza. Esta bacteria afecta a una gran variedad de hospedantes del medio agrario, atacando especialmente a ejemplares débiles, pudiendo llegar a secar y matar el árbol.

Resumen
Título
Alarma ante la llegada a la Península de la Xylella fastidiosa del olivo . Foto UPA
Descripción
La Xylella fastidiosa, bacteria que afecta a olivos y almendros, entre otras especies, ha desembarcado en la Península Ibérica y los agricultores se confiesan atemorizados por los efectos que pueda provocar esta plaga.
Autor