“La normativa comunitaria, establecida en 2010, prohíbe taxativamente los transbordos en la mar en aguas comunitarias, salvo en puertos o lugares muy cercanos a lo costa de los Estados Miembros que hayan sido previamente designados al efecto, y bajo condiciones de control y autorización muy estrictas”. Así lo afirmaba ayer martes el ministro Miguel Arias […]

“La normativa comunitaria, establecida en 2010, prohíbe taxativamente los transbordos en la mar en aguas comunitarias, salvo en puertos o lugares muy cercanos a lo costa de los Estados Miembros que hayan sido previamente designados al efecto, y bajo condiciones de control y autorización muy estrictas”.

Así lo afirmaba ayer martes el ministro Miguel Arias Cañete durante su intervención en el Senado en respuesta a la pregunta del senador del Grupo Vasco EAJ_PNV sobre el reciente apresamiento, por parte de las autoridades francesas, de dos pesqueros vascos por trasbordo de pescado entre buques.

 El ministro aprovechó para destacar la importancia de la pesquería de la anchoa en el Golfo de Vizcaya como “emblemática” del país, especialmente desde su reapertura en el año 2010, tras varios años de moratoria.

 Control, flexibilidad y operatividad

Por todo ello, así como por su valor y repercusión, “el Gobierno la configura como una de sus prioridades a nivel de control e inspección, con un seguimiento continuo de la cuota asignada a nuestro país, así como otra serie de medidas adicionales de control, como el sistema de preavisos antes de la llegada a puerto”, añadía Arias Cañete a la vez que señalaba que “el propósito del Gobierno siempre será, dentro de la legalidad vigente, poder conseguir el reconocimiento de aquellas medidas que permitan una mayor flexibilidad y operatividad a la flota española”. 

En esta línea manifestaba también su intención de seguir explotando posibles vías de mejora de las condiciones operativas de la flota en esa pesquería, tan importante en todo el litoral Cantábrico, “para la consecución de unos niveles adecuados de transparencia y sostenibilidad, y sin poner en peligro en ningún momento su adecuado control.”

 

Artículos relacionados

Los controles estrictos de pesca ¿un problema para el mercado nacional?

Acuerdo de intercambio de pesca con Francia

¿Cómo queda España tras la negociación de la Política Pesquera en Bruselas?

Propuesta de reparto de la cuota de atún rojo para 2013

Primeros pasos para saber de dónde viene el pescado que comemos

Este año habrá pesca de cigala en el Golfo de Cádiz

Las cuotas de atún rojo y el censo de almadrabas en España

La FAO prepara un registro universal de buques para combatir la pesca ilegal

“España se juega 10.500 barcos y 41.000 empleos en la reforma europea de la Política Pesquera”

Arias Cañete: “Los descartes no implicarán sacrificios excesivos para la flota española”

El Parlamento Europeo acaba con los descartes en la pesca

Un comité analiza la situación de la pesca en el Mediterráneo

Cooperación internacional contra la pesca ilegal


{jathumbnail off}