Facilitar la renovación de las infraestructuras hoteleras, pero con una orientación hacia una reducción de los elementos contaminantes emitidos por este sector es el objetivo del Real Decreto que regula el Plan de Impulso al Medio Ambiente PIMA SOL aprobado ayer viernes por el Consejo de Ministros a propuesta del ministerio de Agricultura, Alimentación y […]

Facilitar la renovación de las infraestructuras hoteleras, pero con una orientación hacia una reducción de los elementos contaminantes emitidos por este sector es el objetivo del Real Decreto que regula el Plan de Impulso al Medio Ambiente PIMA SOL aprobado ayer viernes por el Consejo de Ministros a propuesta del ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y el de Industria y Energía.

El Plan, que pretende reducir significativamente las emisiones de CO2 en los establecimientos hoteleros —entre un 40% y un 70%— además de otros contaminantes como el óxido de nitrógeno (NOx) y las partículas, movilizará una inversión global de más de 400 millones de euros contará con un 50% de financiación del Banco Europeo de Inversión (BEI) para los hoteles españoles en condiciones muy favorables para ellos, por debajo de las del mercado.

El BEI ya ha aprobado esta línea de crédito, a la que ya se ha sumado el banco de Santander. Se calcula que sean más de medio millar los establecimientos hoteleros que se puedan beneficiar de esta iniciativa y acogerse a estos préstamos.

 A quién va dirigido

Los beneficiarios de PIMA SOL, que tendrá una duración de un año, serán los hoteles españoles con proyectos de rehabilitación energética que cumplan las condiciones mínimas establecidas (pymes, empresas o cadenas hoteleras).

Entre las medidas incluidas en el Plan se encuentran las de mejora en el aislamiento de fachadas, cubiertas y ventanas que impliquen una disminución de emisiones, así como las relativas a la renovación de los sistemas de monitorización y gestión de los servicios de los establecimientos.

También se incluyen medidas de generación de energía renovable para autoconsumo para agua caliente sanitaria y climatización, y otras mejoras de gestión del agua y de los residuos.

 Compra del CO2 evitado

Por su parte, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente invertirá 5,21 millones de euros en el Plan PIMA SOL para la compra de las reducciones de emisiones de CO2 que se produzcan en los hoteles mediante los proyectos de renovación. La media de aportación del MAGRAMA será de 10.420 euros por hotel.

Los hoteles deberán verificar las emisiones de CO2 que se han evitado gracias a la reforma realizada con este objetivo, una comprobación que correrá también a cargo del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.


{jathumbnail off}