El aula de nutrición es un nuevo concepto, un espacio que va más allá del comedor escolar tradicional para convertirse en el eje central de la educación de los alumnos en términos de nutrición, además de contribuir a desarrollar el paladar desde los primeros momentos de la infancia.

“Partiendo de concepto de que la educación nutricional en los colegios no solo se encuentra en las aulas, sino también en los comedores, el comedor se convierte en el eje central en la educación nutricional de los más pequeños. No solo proponiendo a los alumnos opciones saludables y nuevos alimentos, sino también a través de otro tipo de acciones educativas como talleres para padres y niños o showcookings. Un niño que come de forma equilibrada, será un adulto que comerá de forma saludable”, comenta Beatriz de Diego, nutricionista de Brains International Schools, uno de los primeros grupos educativos en incorporar esta tendencia en sus comedores escolares.

Y es que muchos de los alimentos más saludables y recomendados como, por ejemplo, el brócoli, las acelgas o el pescado, es difícil que gusten a los más pequeños. Por ello, una de las labores de estos nuevos comedores es educar a través de la práctica que una alimentación sana y nutritiva no está reñida con recetas y platos llenos de sabor. No obstante, mediante el aula de nutrición no solo se intenta ofrecer a los niños platos ricos, sino que se intenta hacerles partícipes de una experiencia que les permita acercarse de lleno a un fenómeno cultural como es la gastronomía.

“Hay muchas maneras de comer frutas, algas, legumbres y cereales de una manera canalla, divertida y sabrosa. Los más pequeños también pueden disfrutar de la alta cocina y de las tendencias gastronómicas. De esta forma, también se educa al paladar de los niños, presentándoles nuevos alimentos saludables para que los conozcan y los prueben”, explica Juan Manuel Calero, chef manager de Brains International School La Moraleja, que también ha trabajado como Junior Sous Chef de Only You Hotels y como jefe de cocina de El Txoko de Martín Berasategui.

Aula de nutrición. Los alimentos

En esta línea, los menús propuestos a los alumnos se desarrollan bajo los principios de la dieta mediterránea, incluyendo menús caseros y con ingredientes de primera calidad:

  • 100 % aceite de oliva.
  • Pescados Premium como el salmón o la merluza.
  • Productos frescos, de temporada y de proximidad, como las algas gallegas.
  • Productos ecológicos como la soja texturizada, las legumbres, arroces y pastas.
  • Nuevos cereales como la cebada o el trigo sarraceno.
  • Superalimentos como la quinoa.
  • Especias y hierbas frescas para potenciar los sabores y reducir la ingesta de sal.
  • Recetas internacionales para desarrollar el paladar de los niños.
  • Inclusión de menú vegetariano rico en ingredientes como el miso, seitan, el aceite de sésamo y el tofu ecológico.

“Se apuesta por alimentos ecológicos, superalimentos y por vigilar el contenido en sal y azúcar de los menús, así como el uso de productos ecológicos, alimentos como la quinoa o la espelta, la soja; todo ello dentro de un marco de internacionalización de las recetas para desarrollar el paladar y la cultura gastronómica de los niños”, señala la nutricionista del colegio.

Resumen
Aula de nutrición, ¿el comedor escolar del futuro?
Título
Aula de nutrición, ¿el comedor escolar del futuro?
Descripción
Un espacio que va más allá del comedor escolar para convertirse en el eje central de la educación de los alumnos en términos de nutrición, además de contribuir a desarrollar el paladar desde los primeros momentos.
Autor