Desde que en el año 2012 se autorizó oficialmente el uso de riego en la Denominación de Origen Calificada Rioja, para mantener el equilibrio de la planta a lo largo del ciclo vegetativo, apenas se habían realizado estudios prácticos sobre su aplicación y adecuación a cada caso.

En esta línea, acaba de finalizar con éxito el Proyecto H204WINE, enfocado a desarrollar estrategias de riego adaptadas a la Denominación que permitan aumentar la calidad de la uva y, por lo tanto, de sus vinos, que trata de poner las bases para mejorar las técnicas agronómicas de gestión en uno de los temas esenciales en Rioja, ya que tanto el exceso de agua como el estrés hídrico son determinantes en la calidad de la uva.

El proyecto está promovido por la asociación bodeguera Grupo Rioja, en alianza con las empresas riojanas Ager Technology, Encore Lab e Ingeniería e Innovación y con el apoyo del Área de Ingeniería Agroforestal del Departamento de Agricultura y Alimentación de la Universidad de La Rioja. El trabajo de campo, que ha durado tres años, se ha realizado con la participación de Bodegas Altanza, Bodegas Ontañón, Bodegas Riojanas y Pernod Ricard Winemaker, que, entre otras aportaciones, han puesto a disposición del estudio las estaciones agroclimáticas que recaban datos a pie de viña. Especialmente interesante ha sido el estudio de 2018 y hasta la vendimia de 2019, ya que el primero fue un año lluvioso mientras el actual ha sido seco.

Gestión del riego en el viñedo

Uno de los objetivos del proyecto era evaluar el modelo de balance hídrico VSIM desarrollado por la NASA y la Universidad de Monterey Bay, de California, y su posible adaptación a las condiciones de cultivo de La Rioja. Para ello se ha realizado un seguimiento de las parcelas en diferentes momentos para determinar la correcta ubicación de los puntos de control, comprobar in situ el estado hídrico de las cepas, comprobar la correcta segregación entre las zonas regadas y no regadas y para tomar muestras en la vendimia.

El equipo ha estudiado las necesidades hídricas de catorce viñedos de las cuatro bodegas, de diferente localización, variedad, conducción, sistema de riego y textura del terreno. Ha sido posible analizarlo en tiempo real gracias a los datos que los sensores de campo transmiten a la plataforma CESENS, combinando la información con la obtenida del satélite SENTINEL, las fotos del satélite LANDSAT y el Sistema de Información Geográfica GIS.

Se han monitorizado cepas de Tempranillo en Rioja Baja, Rioja de Navarra y Rioja Alta, con el fin de abarcar diversidad de climas y suelos, y también se han estudiado parcelas de Graciano en Rioja Oriental y Rioja Alta, así como Tempranillo blanco y Viura. El resultado constata que, manteniendo los mismos niveles de estrés, el número de riegos ha sido menor, lo que redunda en un menor consumo y en un menor número de intervenciones. Adaptando el modelo VSIM a las condiciones específicas de Rioja, ha sido posible fijar una programación de riegos semanal con protocolos diferenciados en función del desarrollo de la cepa, la humedad del suelo y la dimensión de la planta. Toda la información se reúne en una herramienta informática que permite gestionar el viñedo desde dispositivos móviles.

Resumen
Avances en la gestión del riego en el viñedo
Título
Avances en la gestión del riego en el viñedo
Descripción
Acaba de finalizar con éxito el Proyecto H204WINE, enfocado a desarrollar estrategias de riego adaptadas a la DOP Ca Rioja que permitan aumentar la calidad de la uva y, por lo tanto, de sus vinos.
Autor