Unas buenas tiritas de bacon crujiente resultan muchas veces una estupenda y rápida forma de solucionar una merienda, comida o cena, ya sea como integrante de un sándwich, hamburguesa o bocadillo, o simplemente como acompañamiento de cualquier otro alimento. El problema suele estar en los preparativos: sartén, aceite, evitar los humos y procurar que las […]

Unas buenas tiritas de bacon crujiente resultan muchas veces una estupenda y rápida forma de solucionar una merienda, comida o cena, ya sea como integrante de un sándwich, hamburguesa o bocadillo, o simplemente como acompañamiento de cualquier otro alimento.

El problema suele estar en los preparativos: sartén, aceite, evitar los humos y procurar que las lonchas no queden demasiado grasientas.

Pero hay un truco muy sencillo con el que posemos olvidarnos de todo lo anterior y en pocos minutos y además muy cómodamente, tendremos un bacon crujiente y sin grasas:

Simplemente colocar un par de hojas de papel de cocina absorbente en un plato y sobre él las tiras de bacon. Otro par de hojas de papel encima, lo calentamos en el microondas durante 2 ó 3 minutos…y listo: el bacon crujiente, sin grasa y el microondas como los chorros del oro.