La Federación Española de Hostelería se ha unido a la ONG Save the Children en una campaña destinada a combatir la exclusión social de los niños y niñas de hogares españoles, detectando y evitando casos de fracaso escolar, maltrato infantil, delincuencia o drogadicción a través de los programas de apoyo educativo que Save the Children […]

La Federación Española de Hostelería se ha unido a la ONG Save the Children en una campaña destinada a combatir la exclusión social de los niños y niñas de hogares españoles, detectando y evitando casos de fracaso escolar, maltrato infantil, delincuencia o drogadicción a través de los programas de apoyo educativo que Save the Children ya tiene operativos actualmente.

El proyecto, titulado Todos podemos sonreír, facilitará a los clientes de los establecimientos hosteleros la participación activa en esta causa infantil a la vez que disfrutan de la gastronomía, adquiriendo si así lo desean un “rasca solidario” al precio de un euro, que le ofrece la posibilidad de ganar uno de los 200 premios consistentes en una estancia de una noche en la red de Paradores de España.

Los camareros también participan

La campaña, además, cuenta con un incentivo añadido para los camareros, pensado promover su participación activa, de modo que si resulta ganador alguno de los rascas solidarios que haya vendido a sus clientes, el camarero recibirá también el mismo premio.

Los fondos recaudados irán destinados a garantizar que la organización Save the Children pueda continuar su programa de actividades de apoyo y refuerzo educativo en un total de 10 centros pertenecientes a 8 Comunidades Autónomas en las que ya participan 1.200 niños y niñas, así como permitir la ampliación del proyecto a otras 5 Comunidades más.